El TUE ve legal atribuir responsabilidad medioambiental a industrias próximas a zonas contaminadas

Las autoridades pueden condicionar el derecho a utilizar sus terrenos a la realización de trabajos para reparar los daños.

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TUE) considera que las industrias con instalaciones próximas a un área contaminada pueden presumirse responsables de la contaminación.

Además, las autoridades nacionales pueden condicionar el derecho a utilizar sus terrenos a la realización de trabajos para reparar los daños medioambientales.

En una sentencia hecha pública este martes, el Tribunal de la UE recuerda que la normativa europea sobre responsabilidad medioambiental establece que el operador cuya actividad haya causado un daño medioambiental o un riesgo inminente de que se produzca sea considerado "responsable". De este modo, dicho operador debe adoptar las medidas reparadoras "necesarias" y asumir las cargas económicas.

De conformidad con el principio de quien contamina paga las autoridades nacionales tienen que tener "indicios plausibles", como la proximidad de la instalación y la coincidencia entre las sustancias contaminantes encontradas y los componentes usados por la empresa en el marco de sus actividades.

Además, no están obligadas a demostrar que ha habido "culpa o negligencia" pero sí investigar previamente el origen de la contaminación. También debe oír a los operadores, salvo cuando la urgencia exija una actuación inmediata; invitar a las personas en cuyas tierras han de aplicarse tales medidas a presentar sus observaciones e indicar en su decisión los motivos exactos de su elección.