15 de marzo, Día Mundial de los Derechos de los Consumidores

FACUA desarrolla una campaña en 21 ciudades sobre los abusos del sector aéreo

Reclama a Fomento y las autoridades de Consumo que adopten de una vez medidas contundentes contra las compañías que infringen la legislación.

FACUA desarrolla una campaña en 21 ciudades sobre los abusos del sector aéreo
Con motivo de la conmemoración del Día Mundial de los Derechos de los Consumidores, FACUA-Consumidores en Acción desarrolla este lunes 15 de marzo una campaña para denunciar las irregularidades que se producen en el sector aéreo e instar a los usuarios a que actúen contra ellos y defiendan sus derechos.

Miembros de las organizaciones territoriales integradas en FACUA distribuyen 50.000 dípticos con el lema Si vas a volar, defiende tus derechos en distintos puntos de veintiuna ciudades, entre ellos doce aeropuertos.

FACUA reclama a la Dirección General de Aviación Civil del Ministerio de Fomento, el Instituto Nacional del Consumo (INC) del Ministerio de Sanidad y Política Social y las autoridades de Consumo autonómicas que adopten de una vez medidas contundentes contra las compañías que infringen la legislación vulnerando los derechos de los pasajeros.

En el último año, FACUA ha denunciado las irregularidades cometidas por más de una veinte de aerolíneas al incurrir en publicidad engañosa, hinchar los precios ofertados durante el proceso de compra, o cobrar a los usuarios por llevar equipaje, entre otros conceptos.

A las 11.00 horas, la campaña comienza en los aeropuertos de Alicante, Barcelona, Granada, Jerez, Málaga, Madrid, Murcia, Palma de Mallorca, Sevilla, Valencia y Valladolid y a las 18.00 horas en el de Lanzarote.

Asimismo, miembros de FACUA desarrollan también la campaña en distintos puntos de las capitales de esas provincias y otras nueve ciudades.

A partir de las 11.00 horas, tiene lugar en la Plaza Circular de Almería (confluencia con Avenida Federico García Lorca), la Estación Provisional de Autobuses de Cádiz, la calle San Clemente de Jaén, el Pasaje del Comercio de Linares, la Plaza de España de Lugo, la Plaza de Zocodover de Toledo y la Plaza de España de Zaragoza. A las 12.00 horas, en el Recinto Ferial de Punta Umbría. Y a las 12.30 horas, en la Plaza de las Tendillas de Córdoba.

Precios que aumentan durante la compra

FACUA recuerda que el precio final del billete debe ser el mismo que el ofertado al comienzo del proceso de compra o en la publicidad. Si la compañía lo incrementa aplicando tarifas por conceptos como el embarque o el mero hecho de llevar una maleta, el usuario puede reclamar la devolución de la diferencia.

Si cuando compró su billete el usuario contrató un seguro u otros suplementos opcionales porque no se dio cuenta de que ya estaban preseleccionados en la página web de la compañía, tiene derecho a reclamar la devolución de su importe.

Retrasos, cancelaciones y overbooking

Si el vuelo sufre un retraso y el usuario llega a su destino al menos tres horas tarde, tiene derecho a una compensación de entre 125 y 600 euros, dependiendo de la distancia del viaje y la cantidad de horas de retraso.

También tiene derecho a esas compensaciones si es víctima de overbooking o el vuelo se cancela. En estos casos, la compañía está obligada a garantizarle un vuelo alternativo o, en su defecto y de ser viable, otro medio de transporte.

Asimismo, debe ofrecerle comida y bebida durante la espera. Y si es necesario, alojamiento en hotel y el transporte entre el aeropuerto y aquél.

Las aerolíneas sólo están exentas de afrontar estas compensaciones si los problemas ocurrieron por causa de fuerza mayor.

Además, si el usuario sufre perjuicios como la pérdida de días de vacaciones o trabajo, puede exigir el pago de indemnizaciones adicionales.

Pérdida o retraso en la llegada del equipaje

Si cuando llegue a su destino el equipaje no aparece, el pasajero debe presentar una reclamación antes de salir del aeropuerto y quedarse con una copia.

Si necesita comprar bienes de primera necesidad que llevaba en su equipaje, debe solicitar tiques o facturas ya que la compañía aérea deberá pagárseos. Y si finalmente su equipaje no aparece, la aerolínea deberá abonarle una indemnización.

La cantidad máxima que deben pagar las compañías a los pasajeros que sufran la pérdida de su equipaje es de 1.100 euros.

Ya somos 198.484