Tras el compromiso fallido de Sinde

FACUA pide al Gobierno que defienda en Bruselas una reducción del IVA del libro electrónico

El anuncio de que bajaría al 4% realizado en diciembre por la ministra de Cultura confronta con la normativa comunitaria.

FACUA-Consumidores en Acción ha solicitado a la ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde que el Gobierno de España defienda en Bruselas cambios en la normativa comunitaria que permitan la reducción del Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) para los libros comercializados por vía electrónica, equiparándolo al de los que se venden en soporte físico.

Y ello tras el compromiso fallido realizado por la ministra el pasado 15 de diciembre, por el que anunció que el IVA del libro electrónico pasaría "de un 16% a un 4%", sin tener en cuenta que esta medida confrontaría con la Directiva 2006/112/CE del Consejo, de 28 de noviembre de 2006, relativa al sistema común del impuesto sobre el valor añadido.

FACUA considera necesario que se abra un debate en la UE para modificar la citada Directiva, de forma que en todos los Estados miembros pueda aplicarse un IVA reducido a los libros que se compren mediante descargas en Internet y estos sean considerados de la misma forma que el resto, como los tradicionales formatos impresos.

Una medida que resultaría muy positiva para los consumidores y permitiría impulsar este nuevo mercado, siempre que la industria lo acompañe de precios razonables, a diferencia de lo que ocurre en la actualidad.

En su artículo 98.2, la citada Directiva advierte que "los tipos reducidos no serán aplicables" a "las prestaciones de servicios efectuadas por vía electrónica", en particular, entre otros, "el suministro de imágenes, texto e información" y el de "emisiones y manifestaciones políticas, culturales, artísticas, deportivas, científicas o de ocio".

Así, para que un libro electrónico tribute al IVA reducido debe ser comercializado en un soporte físico, como un CD, un DVD, un Blu ray o una memoria USB.

Así lo confirma la Dirección General de Tributos en respuesta a las consultas formuladas desde la Federación del Gremio de Editores sobre este asunto.

Tributos advierte que "resulta necesario subrayar la necesidad de que los libros electrónicos se incorporen a un soporte físico para que su tributación en el impuesto tenga lugar al 4% dado que no es posible, de acuerdo con el artículo 98.2 de la Directiva 2006/112/CE, que los servicios electrónicos tributen a tipos reducidos".

Ya somos 198.225