Un informe de la Unión de Consumidores de EEUU provoca que Toyota suspenda temporalmente las ventas del Lexus GX 460

En las pruebas realizadas por la organización, al tomar una curva, el vehículo se deslizó de forma casi perpendicular antes de que el sistema de control electrónico de estabilidad recuperase el control.

Un análisis de la Unión de Consumidores (Consumers Union) de EEUU publicado en su revista Consumer Reports ha provocado que Toyota suspenda temporalmente las ventas del Lexus GX 460.

En las pruebas realizadas, al tomar una curva, "el vehículo se deslizó de forma casi perpendicular antes de que el sistema de control electrónico de estabilidad recuperase el control", según publica la Unión de Consumidores en su revista.

Los problemas del GX 460 llegan en un momento delicado para Toyota. Hace unos días, las autoridades estadounidenses impusieron al fabricante japonés una multa histórica por los defectos en el pedal del acelerador detectados en ocho modelos.

Ya somos 198.486