Cuatro ejecutivos de British Airways juzgados por pactar precios con Virgin

El fiscal ha destacado que el cártel ha creado un beneficio que podría implicar millones de libras.

Cuatro ejecutivos de British Airways (BA) han sido acusados ante el Tribunal londinense de Southwark Crown de fijar precios con ejecutivos de Virgin para los recargos de combustible de pasajeros trasatlánticos, según ha informado el diario The daily Telegraph.

Los cuatro acusados han admitido haber llegado a acuerdos y haber implementado los mismos, que podrían en conducir, y de hecho condujeron, a fijación de precios, según ha establecido el tribunal.

Entre estos ejecutivos se encuentran el director de ventas y marketing de la aerolínea, Andrew Crawley, el ex director de comunicaciones, Iain Burns, el ex director de ventas para Reino Unido e Irlanda, Alan Burnett, y el que un día fue director comercial del grupo, Martin George. Todos deniegan haber realizado prácticas de cártel bajo la ley de empresas de 2002.

Durante la vista, el fiscal de la oficina de Comercio, Richard Latham, señaló al jurado que "el elemento crucial" es que existe "deshonestidad" en este acuerdo secreto para el pacto de precios. "Nadie se quejó porque nadie sabía qué estaba pasando", recalcó, destacando que "cada comprador es una víctima".

Según destacó, el cártel creó un "beneficio secreto" que podría implicar millones de libras. El fiscal acusó a los cuatro ejecutivos de pactar estos precios junto con los ejecutivos de Virgin Paul Moore, William Boulter y Steven Ridgway entre el 1 de julio de 2004 y el 20 de abril de 2006.

Latham recordó que los ejecutivos de Virgin implicados podrían obtener inmunidad gracias a su colaboración con el caso y que ésto "era un mal necesario" para poder incoar un proceso judicial.

Asimismo, reconoció que el presidente de la aerolínea, Richard Branson, no ha estado implicado en el día a día de la aerolínea durante muchos años, aunque muestra tener gran interés en aspectos que le conciernen o preocupan.

Si se encontrará culpables a los cuatro ejecutivos de BA de estos delitos podrían enfrentar penas de hasta cinco años en prisión, aunque se espera que el juicio dure cerca de seis meses.

Ya somos 192.683