Encuesta

El 84% de los usuarios cree que las administraciones no hacen cumplir la Ley del tabaco

FACUA demanda que las cajetillas de cigarrillos tengan un diseño homogéneo, sin logotipos y con el protagonismo de imágenes que describan los efectos del tabaco.

El 84% de los usuarios cree que las autoridades no controlan el cumplimiento de la legislación para evitar que se fume en zonas no autorizadas. Ésta es una de las conclusiones que arroja una encuesta de opinión efectuada por FACUA-Consumidores en Acción.

FACUA ha solicitado a la ministra de Sanidad y Política Social, Trinidad Jiménez, que las cajetillas de cigarrillos tengan un diseño homogéneo, sin logotipos u otras señas de identidad de las marcas más allá de su nombre y con el protagonismo de imágenes que describan los efectos del tabaco como las que han sido seleccionadas por la Comisión Europea.

La asociación ha presentado este jueves su propuesta de diseño para las cajetillas, similar al planteado recientemente por el Gobierno australiano, durante una rueda de prensa en la que ha dado a conocer las conclusiones de su encuesta.

En la encuesta de FACUA, realizada este mes de mayo a nivel nacional, han participado 2.031 usuarios. De ellos, el 30% son fumadores (618) y el 70% no fumadores (1.413).

La inmensa mayoría de los encuestados no percibe que las administraciones estén cumpliendo sus obligaciones inspectoras para garantizar el cumplimiento de la Ley del tabaco. Así, el 53% de los encuestados opina que no se realizan controles y el 31% que se efectúan pocos. Sólo el 6% cree que las inspecciones son suficientes, mientras que otro 5% las valora positivamente pero deberían aumentarse.

Locales de hostelería

La mayoría de los usuarios, el 57%, cree que debe prohibirse fumar en el interior de todos los establecimientos de hostelería. El 37% considera que debería permitirse en zonas habilitadas sólo para fumadores y el 5% que no debería prohibirse en ninguno.

La opinión de fumadores y no fumadores es muy distinta ante esta cuestión. Así, el porcentaje de los que consideran que debería prohibirse fumar dentro de todos los locales de hostelería se reduce al 26% de los fumadores y se eleva al 71% de los no fumadores.

En cuanto a las terrazas al aire libre de estos establecimientos, el 66% de los encuestados estaría en contra de que se prohibiese fumar en ellas y el 29% se muestra a favor.

El porcentaje se eleva en el caso de los no fumadores, de los que el 38% aboga por esta medida y el 56% no la considera necesaria. Por su parte, sólo el 8% de los fumadores se muestra a favor de esta posible restricción y el 90% está en contra.

Zonas para niños

El 80% de los encuestados demanda que se prohíba fumar en zonas delimitadas al público infantil dentro de recintos abiertos. Sólo el 18% rechaza esta restricción.

También es muy alto el porcentaje de fumadores que apuesta por esta medida, el 70%, frente a un 27% en contra. En el caso de los no fumadores, el 84% pide esta restricción y el 14% la rechaza.

Recintos deportivos

El 71% de los encuestados también pide restricciones al consumo de tabaco en recintos deportivos abiertos. Así, el 43% demanda su prohibición y el 28% se decanta por separar zonas para fumadores y no fumadores. El 28% está en contra de cualquier restricción.

La mayoría de los fumadores, el 53%, aboga por establecer restricciones al consumo en estos recintos. El 24% se muestra a favor de su prohibición y el 29% cree que deberían habilitarse zonas para quienes fuman y quienes no lo hacen, mientras que el 45% rechaza cualquier limitación.

En cuanto a los no fumadores, el 78% pide limitaciones al consumo en los recintos deportivos abiertos. El 51% pide su prohibición y el 27% la separación de zonas para fumadores, mientras que el 20% no demanda ninguna restricción.

Limitación de la venta

En lo que se refiere a la limitación de la venta de tabaco exclusivamente a los estancos, hay división de opiniones. El 44% cree que debe prohibirse su comercialización en establecimientos de hostelería y el 48% se decanta por continuar permitiéndola.

El 53% de los encuestados cree que deben subir los impuestos del tabaco, mientras que el 39% está en contra de ello. Eso sí, el porcentaje de los que piden este incremento se reduce al 16% en el caso de los fumadores (el 79% está en contra) y se eleva al 69% en el de los no fumadores (con el 22% en contra).

Y en cuanto al consumo de tabaco en el interior de vehículos privados, el 60% de los encuestados demanda restricciones. En este sentido, el 35% pide que se prohíba totalmente y el 25% que no se permita cuando haya algún niño o adulto no fumador en el coche. El 38% está en contra de limitaciones al consumo.

Ya somos 191.208