FACUA Córdoba alerta sobre contratos de enseñanza a distancia que pueden vulnerar la normativa de protección al consumidor

Vecinos de la barriada del Higuerón son algunos de los afectados por este tipo de contratos, los cuales están siendo asesorados por la Asociación desde donde también se están tramitando sus reclamaciones.

La Asociación de Consumidores en Acción de Córdoba-FACUA alerta sobre contratos de enseñanza a distancia que pueden vulnerar la normativa de protección al consumidor, fundamentalmente en lo que se refiere a la información precontractual y contractual.

En septiembre de 2009 la empresa Ceproan (Centro de Estudios Profesionales de Andalucía) convocó en el centro cívico del Higuerón, a través de una publicidad, el reclamo de la posibilidad de obtener un puesto de trabajo fijo en la Comunidad Autónoma de Andalucía y los ayuntamientos de la provincia.

En la misma se citaba a los interesados a una charla informativa sobre los requisitos necesarios. En el anuncio no se identificaba a la empresa ni la actividad de la misma.

Dos días más tarde, los comerciales de la empresa visitaban en sus domicilios a los interesados los cuáles firmaban un contrato de enseñanza para la preparación de oposiciones a la Comunidad Autónoma de Andalucía y ayuntamientos. En el mismo se incluía la financiación en dieciocho mensualidades de 171,81 euros, más una cuota de apertura de 27,15 euros, siendo el coste total de la formación contratada de 3.119.73 euros.

FACUA Córdoba denuncia que desde el primer momento los afectados carecieron de información suficiente sobre las condiciones del contrato de enseñanza así como las del contrato de financiación (Ceproan, en el primer caso y Credi-Gestión – Gestión Financiera Empresarial en el segundo).

Los contratos de financiación suscritos por los afectados no reflejaban las condiciones reguladoras de derechos y deberes de las partes, otorgando el consumidor con su firma, un "cheque en blanco", es decir, plenos poderes para que la empresa estipulara cualquier condición que tuviera por conveniente.

A su vez, los ciudadanos eran citados en una sala del centro cívico del Higuerón, hecho que podía inducir a error a los ciudadanos al asociar, erróneamente, el contenido de la publicidad con una oferta procedente de la Administración Pública o avalada por ésta.

Por otro lado, en relación a la información contenida en las cláusulas del contrato, Ceproan si informa, en su última cláusula, del derecho de desistimiento que la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios otorga al consumidor para rescindir el contrato en los siete días siguientes a la formalización del mismo.

Sin embargo, al computarse el plazo de los días desde la recepción de una carpeta que la empresa identifica como material didáctico, proporcionada al alumno en el mismo día de la firma del contrato, aquél no es consciente ni del plazo de que dispone para resolver el contrato ni de la valoración que ha de hacer adecuadamente de lo que se dispone a contratar y sus condiciones.

Tras la intervención de la Oficina Municipal de Información al Consumidor de Mula, ubicada en Murcia, que está gestionada por una asociación integrada en FACUA, Ceproan ha cancelado algunos contratos de enseñanza objeto de reclamación.

FACUA Córdoba recuerda que la contratación de este tipo de servicios suele tener gran impacto en los intereses económicos de los usuarios.

Además, a menudo los ciudadanos depositan grandes expectativas en estos centros debido a la publicidad e información que reciben, ya que en algunos casos se prometen salidas profesionales seguras o títulos homologados, mientras se proporciona, sin embargo, escasa información sobre el coste total del programa, la forma de pago o los materiales y servicios que están incluidos.

La Asociación anima a los consumidores a que denuncien esta situación en la que se podría estar vulnerando sus derechos.

Ya somos 198.216