España sigue por debajo de la media de la UE en penetración de la banda ancha

Sólo el 54% de los hogares españoles cuenta con una conexión a Internet, el 51% de alta velocidad, según un informe de la Comisión Europea.

España sigue por debajo de la media de la UE en banda ancha ya que la tasa de penetración de Internet de alta velocidad (número de abonados por habitante) se situó en enero de 2010 en el 21,5%, 3,3 puntos menos que en el conjunto de los Veintisiete.

España se encuentra todavía muy lejos de los Estados miembros más punteros como Dinamarca (37,8%) o Países Bajos (37,7%), pero supera a Italia (20,6%), según el informe anual sobre el sector de las telecomunicaciones publicado por la Comisión Europea.

Sólo el 54% de los hogares españoles cuenta con una conexión a Internet (el 51%, de alta velocidad), un porcentaje que sitúa a España en el puesto 21 entre los 27 Estados miembros. En contraste, el 94% de las empresas tienen Internet de banda ancha, la segunda tasa más alta de toda la UE. En todo caso, el informe de Bruselas detecta "pocos progresos" en 2009.

El 89% de las conexiones de alta velocidad en España tienen velocidades superiores a 2 Mbps (frente al 80% de media comunitaria). Pero sólo un 20% son de más de 10 Mbps (18% de promedio en la UE). Aunque estas velocidades resultan suficientes para aplicaciones básicas, no permiten servicios más avanzados como TV a la carta, según destacó el Ejecutivo comunitario. Para ello se requieren nuevas redes de alta velocidad, un capítulo en el que la UE va por detrás de otros países como Corea o Japón, según el estudio.

España también está bien situada en los indicadores de banda ancha móvil, ya que ocupa la quinta posición en el uso de móviles 3G para acceder a Internet (9%), mientras que el uso de Internet inalámbrico en portátiles está en la media de la UE (17%).

Los ciudadanos españoles no son usuarios frecuentes de Internet, de acuerdo con el informe. De hecho, ocupan la vigésima posición entre los 27. El 36% de la población nunca ha consultado la red, mientras que el 54% utiliza Internet al menos una vez a la semana y el 39% lo hace diariamente.

No obstante, recurren por encima de la media comunitaria a algunos servicios, como lectura de periódicos y revistas (38% frente a 31% de media en la UE) o descarga de música y películas (30% frente a 26%). En cambio, los españoles están muy por debajo de la media comunitaria en banca electrónica (24% frente a 32%), según Bruselas.

España está también a la cola de la UE en la mayoría de indicadores de comercio electrónico. Sólo el 23% de la población ha encargado productos o servicios a través de Internet (frente al 37% de promedio comunitario). En el caso de compras en países terceros, el porcentaje se reduce al 7% (8% en la UE). El comercio electrónico representa sólo el 10% del volumen de negocio de las empresas españolas, frente al 13% de media comunitaria.

En contraste, en Estados Unidos el 75% de los usuarios de Internet compran o venden a través de la red. A juicio de la Comisión, esta diferencia demuestra que en la UE no existe un mercado digital único, que sería "esencial para estimular el crecimiento de las pymes europeas y para permitir que los consumidores cuenten con más alternativas a precios competitivos".

El valor añadido de la industria de las tecnologías de la información y comunicación en la economía europea es de alrededor de 600.000 millones de euros (4,8% del PIB). El sector representa el 25% de la inversión empresarial en I+D de la UE.

Ya somos 191.229