El 56% de los europeos está a favor de subir los impuestos al tabaco

Según los datos de un Eurobarómetro presentado por la Comisión Europea con motivo del Día Mundial sin Tabaco.

El 56% de los ciudadanos europeos está a favor de subir los impuestos al tabaco y casi siete de cada diez apoyaría obligar a los fabricantes a pagar una cuota que cubra parte de los gastos sanitarios derivados del tabaquismo, que mata al año a unas 650.000 personas en el conjunto de la Unión Europea, tantos como la población de Malta o Luxemburgo.

Además, el 75% ve bien las fotografías que aparecen en las cajetillas de advirtiendo de los peligros de fumar y el 55% que los paquetes de cigarrillos no estén a la vista en las tiendas y puntos de venta, según los datos de un Eurobarómetro presentado por la Comisión Europea con motivo del Día Mundial sin Tabaco, que se celebra 31 de mayo.

"El mensaje es simple: el tabaco es una terrible adicción", ha proclamado el comisario europeo de Salud y Consumo, John Dalli, que ha animado a los Estados miembros a endurecer sus legislaciones antitabaco. En la actualidad sólo tres de los 27 países de la UE (Reino Unido, Irlanda y Chipre) prohíben fumar en todos los lugares públicos y centros de trabajo cerrados.

Otros nueve (Francia, Italia, Malta, Suecia, Finlandia, Letonia, Letonia, Países Bajos y Eslovenia) permiten fumar sólo en lugares habilitados para ello separados de los recintos libres de humo. En los diecisiete países restantes, entre ellos España, que tiene una ley antitabaco desde enero de 2006, la protección es sólo parcial y se puede fumar en algunos sitios.

El comisario de Salud se ha mostrado especialmente preocupado por el aumento del consumo de tabaco entre los jóvenes (el 35% de los fumadores tiene entre 15 y 25 años) y las mujeres, que suponen el 25% de los adictos al tabaco. Dalli se ha quejado también de que sigue habiendo publicidad del tabaco, aunque de manera encubierta, y de que los paquetes de cigarrillos se usan cada vez más como soportes de márketing para atraer a la gente.

Asimismo ha afirmado que "todavía se pueden encontrar cigarrillos en las tiendas y otros puntos de venta, por lo que los niños y los jóvenes tienen la impresión de que el tabaco es igual que cualquier otro producto". El comisario se ha mostrado dispuesto incluso a plantear nuevas medidas para reducir el número de fumadores en Europa. De hecho, Bruselas tiene previsto revisar la actual directiva comunitaria sobre el tabaco en la segunda mitad de 2011.

Las actuaciones para luchar contra el tabaquismo son competencia exclusiva de los Estados miembros y la CE no interfiere en la regulación interna de los países, limitándose a hacer recomendaciones. Dalli ha resaltado, por otro lado, la necesidad de contar con un presupuesto sanitario "adecuado" y aumentar especialmente la partida en prevención.

"Es más fácil, desde la perspectiva de la salud, la prevención que la curación", ha argumentado, animando a los ministros de Economía de la UE a tener en cuenta que el gasto en la prevención del tabaquismo "es una inversión y no un coste". Según datos del Ejecutivo comunitario, las pérdidas económicas derivadas del tabaquismo le costaron a la UE 100.000 millones de euros en el año 2000.

Ya somos 198.216