Demanda medidas a las autoridades de Consumo

FACUA pide al Gobierno y las comunidades autónomas que investiguen las graves irregularidades del grupo Marsans

Cada vez más clientes ven como las agencias del presidente de la CEOE cancelan sus contratos sin devolverles el dinero o se encuentran al llegar a sus destinos vacacionales que les niegan los servicios al no haber gestionado o abonado las reservas.

FACUA-Consumidores en Acción ha solicitado al Instituto Nacional del Consumo (INC) y las autoridades de Consumo de las diecisiete comunidades autónomas que abran una investigación y tomen medidas para defender los derechos de los usuarios ante las graves irregularidades en las que están incurriendo Viajes Marsans y otras empresas del grupo turístico propiedad del líder de la patronal, Gerardo Díaz Ferrán y Gonzalo Pascual.

Cada vez más clientes ven como las agencias del presidente de la CEOE cancelan sus contratos sin devolverles el dinero o se encuentran al llegar a sus destinos vacacionales que les niegan los servicios al no haber gestionado o abonado las reservas con los touroperadores, hoteles, transportistas, empresas de alquiler de vehículos...

Las empresas que integran el grupo turístico son Viajes Marsans, Rural Tours Viajes, Viajes Atenea, Mundicolor-Tiempo Libre, Viajes Crisol y Viajes Marsans Lusitana (Portugal).

Fianza en la Comunidad de Madrid

Por otro lado, FACUA está a la espera de que la Dirección General de Turismo de la Comunidad de Madrid dé respuesta a la solicitud de información que le presentó el 3 de mayo sobre la cantidad que el grupo Viajes Marsans tiene depositada como fianza para hacer frente a sus incumplimientos hacia los consumidores.

Las agencias de viajes están obligadas a depositar estas fianzas en los organismos administrativos de Turismo de las comunidades donde tienen su sede social, pero es una incógnita cuántas reclamaciones de usuarios podría cubrir la entregada por el grupo turístico de Díaz Ferrán a la Comunidad de Madrid.

Las deudas de las empresas de Díaz Ferrán

El 20 de abril, la Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA) retiró a las empresas del presidente de la CEOE la licencia para la venta de billetes de avión, exigiéndole un aval de 20 millones de euros para recuperarla.

Desde el 23 de abril, al menos doce acreedores han instado ya la suspensión de pagos de Marsans y otras empresas del grupo del líder de la patronal: la naviera Grimaldi, el touroperador Mapa Tours, la firma de consumibles electrónicos Ricoh, la cadena hotelera H10, las empresas de alquiler de vehículos Avis y Europcar, la inmobiliaria valenciana Florazar y cinco hoteles canarios, Arrecife Hoteles, Daminvest, Hoteles y Gestión, Hotel Princesa Yaiza y Los Zocos.

El 1 de junio, la titular del Juzgado número 12 de lo Mercantil, emitió el auto por el que admite a trámite las dos primeras reclamaciones presentadas, las de Grimadi, por 64.734 euros, y la de los cinco hoteles de Canarias, unos 280.000 euros.

Si en el plazo de cinco días Marsans se opone a la petición de insolvencia formulada por ambas empresas, la jueza citaría a las partes a una vista oral antes de decidir si declara el concurso necesario de acreedores. Para evitarlo, el grupo turístico tendría que demostrar su capacidad para afrontar los impagos.

Ya somos 198.329