Las denuncias por vulneraciones de la Ley de Protección de Datos han aumentado un 75%

Las quejas relacionadas con sistemas de videovigilancia, registros de morosos e Internet son las que más crecen.

Las denuncias ante la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD), organismo encargado de velar por el cumplimiento de la Ley de Protección de Datos, se incrementaron en 2009 un 75 por ciento, principalmente debido al aumento de quejas relacionados con sistemas de videovigilancia, registros de morosos e Internet.

En total, la agencia gestionó el año pasado 4.136 denuncias y atendió 1.881 solicitudes de tutela (un 58% más que en 2008) de personas que entendían que sus derechos se habían vulnerado y que no había conseguido que se les reconociera.

Como consecuencia de estas denuncias, la agencia resolvió 709 procedimientos sancionadores, de los que 621 acabaron con sanción con un importe total de 24,8 millones de euros, lo que supone un incremento cercano al 13 por ciento aunque el montante es similar al de 2006. El 74 por ciento de estas sanciones fueron graves, el 21,3 por ciento, leves y el 4,6 por ciento, muy graves.

Según indicó el director de la AEPD, Artemi Rallo, durante la presentación de la Memoria del órgano correspondiente a 2009, "el sector de la videovigilancia casi monopoliza" el incremento de las denuncias. Así, si en 2008 se pusieron 365 denuncias por la instalación de cámaras en lugares no permitidos o sin dar información, en 2009 el número de denuncias ascendió a 721.

Además, la videovigilacia fue uno de los sectores que más sanciones acumuló por vulnerar algún derecho, 117. Este aumento va en paralelo, con un incremento de las empresas que declaran que usan este tipo de sistemas de vigilancia con cámaras. En 2009, más de 37.000 empresas en España gestionaban ficheros de videovigilancia y actualmente ese número ha aumentado hasta las 52.000 compañías, según ha señalado Rallo.

Aumento de quejas por morosos

No obstante, el mayor número de sanciones impuestas en 2009 se refirieron a la inclusión indebida de personas en ficheros de morosidad y contratación fraudulenta de servicios, 170 sanciones. En este sentido, Rallo ha explicado que la mayoría de sanciones se refieren a empresas que han incluido a una persona en una lista de morosos cuando todavía estaba pendiente un recurso o sin avisarle. Las denuncias por este motivo aumentaron un 225 por ciento.

El tercer sector que ha experimentado un aumento importante de quejas es el de Internet. En 2009, se interpusieron 158 denuncias por vulneración de derechos en la Red, 54 más que en 2008, de las cuales 31 se refieren a redes sociales. Además, en lo que va de año, se han presentado otras 63 denuncias (12 de ellas por redes sociales) relacionadas con suplantación de la personalidad o el uso sin permiso de fotos en redes sociales, ha indicado Rallo.

Las redes sociales "han cruzado muchas líneas rojas" y "rebasado el vaso de la paciencia de las autoridades", ha advertido el director de la agencia. No obstante, Rallo ha reconocido la dificultad de actuar contra este tipo de redes sociales, ya que son "servicios de orden planetario" realizados por empresas "con sede social en otros países".

Además, el director de la AEPD ha subrayado que en el 2009 se han "incrementado significativamente" las reclamaciones hechas por internautas para reivindicar su derecho al olvido en Internet, o lo que es lo mismo, a que sus datos aparezcan en los resultados de los buscadores. En concreto, este tipo de solicitudes se incrementó el año pasado un 200 por ciento, pasando de 18 en 2008 a 57 en 2009.

Por sectores de actividad con mayor número de denuncias e investigaciones, destacan las telecomunicaciones y el sector de las entidades financieras, con 908 y 768 respectivamente, seguida de la videovigilancia, las Administraciones Públicas y la publicidad electrónica.

Recomendaciones

Por otro lado, en su Memoria de 2009, la AEPD recomienda la modificación de la normativa del DNI electrónico para que los menores puedan acreditar su identidad electrónicamente con el fin de evitar el acceso a servicios que pueden implicar riesgos para ellos.

Asimismo, el organismo que dirige Rallo aconseja la inclusión en planes de estudio de primaria y secundaria de formación de protección de datos, privacidad e Internet, así como que Administraciones Públicas y colegios pongan a disposición de los alumnos herramientas informáticas que eviten el acceso de los menores de 14 años a servicios de Internet que requieran consentimiento paterno.

Ya somos 204.019