FACUA Cádiz critica que tras la reforma del mercado central de abastos, los puestos sigan incumpliendo sus obligaciones

Lamenta que el Ayuntamiento no haga un mínimo esfuerzo en corregir esta situación

La Asociación de Consumidores en Acción de Cádiz-FACUA ha efectuado un nuevo estudio sobre el grado de cumplimiento de la normativa en materia de información a los consumidores en el mercado central de abastos, tras la reforma a la que ha sido sometido.

La Asociación lamenta que la millonaria inversión que se ha efectuado en la mejora de las infraestructuras, no se ha haya visto acompañada por la subsanación de dichos incumplimientos por parte de los diferentes puestos.

FACUA Cádiz recuerda que estos ya fueron denunciados por un anterior estudio efectuado por FACUA Cádiz a finales del 2008, cuando los puestos estaban instalados en una carpa provisional en espera de la finalización de las obras de reforma.

Los resultados del citado estudio fueron remitidos por la Asociación a la Concejal Delegada de Consumo, Carmen Obregón, y al Primer Teniente de Alcalde, José Blas Fernández, que parece haber asumido de hecho las competencias en esta materia.

Atendiendo a los datos del nuevo estudio, los responsables municipales no han tenido en cuenta la información aportada desde la Asociación, dado que los niveles de incumplimiento detectados no varían mucho de los constatados en el anterior análisis efectuado.

FACUA Cádiz ha analizado 132 puestos del mercado central de abastos, concretamente, cuarenta y seis pescaderías, treinta y ocho carnicerías y cuarenta y ocho establecimientos dedicados a la venta de otro tipo de alimento no envasados.

Más de un 70% de los establecimientos no cumplen con la obligación de exhibir el cartel que informa a los consumidores de la existencia de hojas de reclamaciones.

Además del incumplimiento generalizado de esta obligación, el 81,06% de los establecimientos analizados no exhiben en sus balanzas la etiqueta que acredita que las mismas han superado la revisión periódica a la que deben someterse, y que garantiza su correcto funcionamiento.

Por otra parte, en el mercado sigue sin hacerse indicación alguna de la prohibición de fumar dentro del recinto, a lo que la Asociación atribuye en gran parte el hecho de que, durante la visita al mercado de sus técnicos, pudieran comprobar que un gran número de cliente se encontraba fumando.

Ningún establecimiento cumple

FACUA Cádiz ha analizado las diferentes obligaciones en relación con la información que deben exponer a los consumidores que los puestos del mercado deben cumplir de acuerdo con el sector al que corresponden los alimentos que venden. La Asociación denuncia que ninguno de los establecimientos analizado cumple con dichos requisitos.

Respecto de las carnicerías, ninguna indica el país de nacimiento y el de crianza del vacuno, ni detallan el lote o la identificación del animal, mientras que sólo una muestra la denominación comercial del producto e indica el matadero de procedencia. Doce de las treinta y ocho carnicerías ni siquiera informan sobre el precio por kilo de cada producto.

En cuanto a las pescaderías analizadas, ninguna muestra la denominación científica de sus productos ni identifican a su primer expendedor. Menos de la mitad de los establecimientos analizados (tan sólo veinte de ellos) muestran la denominación comercial del artículo, indican su método de producción y detallan su zona de captura.

Finalmente, ninguno de los cuarenta y ocho puestos analizados dedicados a la venta de otro tipo de alimentos no envasados etiquetan sus productos informando sobre su calidad y variedad, ni detallan su canal de procedencia ni muestran la denominación comercial del producto.

Sigue sin protegerse a los consumidores

FACUA Cádiz denuncia que el Ayuntamiento no ha efectuado ni siquiera un mínimo esfuerzo en corregir las deficiencias señaladas tras la importante reforma llevada a cabo en el mercado central de abastos.

La Asociación recuerda que la modernización de este mercado no puede limitarse a sus equipamientos e instalaciones. Necesariamente debe abarcar el cumplimiento de la normativa vigente por parte de los establecimientos ubicados en el mismo, como requisito indispensable de la mejora de la calidad del servicio que se presta a los consumidores.

FACUA Cádiz critica que el Ayuntamiento haya derrochado el dinero en la realización de una campaña publicitaria para fomentar las compras en el mercado en horario de tarde, a pesar de que la práctica totalidad de los puestos permanecen cerrados durante dicho horario. La Asociación lamenta que no concentre sus esfuerzos en cumplir con la obligación que tiene de controlar que los puestos del marcado respeten los derechos de los consumidores.

A pesar de la reiteración en los incumplimientos, FACUA Cádiz no va a presentar denuncia contra los puestos que vulneran la normativa, sino que va a limitarse a remitir nuevamente los datos del estudio a los responsables municipales, a los que va a reiterar su petición de que adopte las medidas oportunas para subsanar las deficiencias encontradas.

Ya somos 203.734