FACUA señala en un estudio las grandes diferencias entre las tarifas de veintiuna suministradoras de agua andaluzas

Una familia puede pagar cada mes más del doble que otra que consuma lo mismo pero que esté establecida en otra ciudad.

La Federación de Asociaciones de Consumidores y Usuarios de Andalucía (FACUA), a través de su departamento de Control y Análisis de Productos y Servicios, ha realizado un amplio estudio comparativo sobre tarifas de agua en Andalucía en el que ha constatado las grandes variaciones entre los importes de las facturas de los diferentes municipios y localidades estudiados. Las veintiuna suministradoras encuestada abastecen a 119 localidades de las ocho provincias, representando el 53% de la comunidad andaluza.

En este estudio, publicado en el número 80 de la revista de la Federación, Consumerismo, se ha constatado que una familia puede llegar a pagar cada mes más del doble que otra por el agua que consume dependiendo de la localidad en que viva.

FACUA ha centrado su estudio en los conceptos que invariablemente repercuten en el recibo de todos los consumidores de agua debido a la gran disparidad existente entre los conceptos incluidos en las tarifas y recibos de las diferentes suministradoras: la cuota fija, que hay que abonar se haga o no uso del servicio, y la cuota variable, que depende del volumen de agua consumida, estableciéndose para ambas cuotas unos calibres y unos consumos determinados respectivamente.

Así, como señala la Federación en su estudio, el precio del agua se ha visto incrementado durante 1999, aunque no se puede hablar de una subida regular. En algunos casos, el incremento respecto de 1998 no alcanza el 2%, e incluso se ha producido una disminución (la única según las tarifas publicadas por las suministradoras en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía) del 43,1% para el consumo de 7 metros cúbicos en las tarifas de 1999 de Aljarafesa (Sevilla), mientras que, en otros casos, se han introducido incrementos notables.

FACUA ha constatado que esta disparidad de precios es posible hallarla tanto comparando las diferentes suministradoras entre sí como en el seno de una misma para los diferentes conceptos estudiados. De esta forma, los incrementos de Emacsa en Córdoba oscilan entre el 1,77% del calibre de 13 milímetros (Cuota Fija) y el 19,76% para consumos de 7 metros cúbicos (Cuota Variable). Igualmente, mientras que los abonados de Seragua en Jaén pagan 161 pesetas por una consumo de siete metros cúbicos, los abonados de Emacsa en Córdoba pagan 679 pesetas por el mismo consumo.

Así, al comparar el precio de la suministradora más barata y el de la más cara, FACUA ha constatado que, con un consumo de 7 metros cúbicos, el abonado de Emacsa (Córdoba) pagará 518 pesetas más al mes que el de Seragua (Jaén); para 15 metros cúbicos, el abonado de Emacsa (Córdoba) pagará 1.005 pesetas más que el de Seragua (Jaén); para un consumo de 20 metros cúbicos, el abonado de Casagua (Córdoba) pagará 1.038 pesetas más que el de Seragua (Jaén), y para consumos de 25 metros cúbicos, el abonado de Casagua (Córdoba) pagará 1.550 pesetas más que el abonado de Acgisa (Campo de Gibraltar, Cádiz).

Aunque estas cantidades no parecen muy alarmantes al referirse sólo a un mes de consumo, la Federación señala que, multiplicadas por doce meses, dan lugar a una diferencia más que significativa en el recibo del agua de dos familias abonadas a las mencionadas suministradoras. Así, la familia abonada a Casagua en Córdoba que consuma 25 metros cúbicos de agua al mes durante un año pagará 18.605 pesetas más al año que la familia abonada a Acgisa.

Otra de las importantes conclusiones del análisis llevado a cabo por FACUA apunta hacia las irregularidades que cometen algunas suministradoras al no someter sus tarifas al proceso de aprobación establecido por el Reglamento del Suministro Domiciliario de Agua en Andalucía. Así, estas tarifas irregulares aplicadas por determinadas suministradoras no han pasado por la Comisión de Precios ni han sido examinadas por la Consejería de Economía y Hacienda, que debe resolver su aprobación, ni han sido publicadas en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía, requisitos imprescindibles establecidos por este Reglamento, único en España.

Por todo ello, FACUA recuerda a los consumidores que el conocimiento de los datos que deben figurar en su recibo del agua es un instrumento importante de defensa ante los abusos y que tienen la posibilidad de reclamar ante su suministradora si se consideran víctimas de cualquier irregularidad mediante una hoja de reclamaciones a la que la entidad deberá dar respuesta en un plazo de diez días hábiles.

Ya somos 198.244