Hasta el 5%

FACUA denuncia a Ono por imponer a sus clientes un servicio de banda ancha distinto al contratado para subirles el precio

Les anuncia que pasará de 6 a 12 Mb aumentándoles la cuota mensual en 2,36 euros.

FACUA-Consumidores en Acción ha denunciado al operador de telecomunicaciones Ono ante las autoridades de Consumo por imponer a sus clientes un servicio de banda ancha distinto al contratado para subirles el precio.

La compañía viene dirigiéndose por carta a los usuarios de su servicio de acceso a Internet de 6 Mb para anunciarles que el mes siguiente de su recepción doblará la velocidad de bajada, que pasará a 12 Mb, y aumentará la de subida de 300 a 500 kbps.

Ono señala que modificará el servicio contratado "de forma automática", incrementando su precio en 2,36 euros (2 euros más el IVA, que a partir de julio será del 18%). El cambio supone un incremento de precio de hasta el 5%.

La empresa no sólo aplica el cambio en las condiciones del servicio de forma unilateral, sin solicitar a sus clientes si quieren o no la subida, sino que tampoco les permite rechazarla. Ono remite a los usuarios que tengan "alguna duda o consulta" a su teléfono de atención al cliente, el número de pago 902 929 000, donde les advierte que no les permite negarse al cambio contractual.

FACUA ha denunciado a Ono, entre otros organismos, ante el Instituto Nacional del Consumo (INC) del Ministerio de Sanidad y Consumo y la Dirección General de Consumo de la Comunidad de Madrid, donde la empresa tiene su sede social.

La asociación argumenta que la compañía incurre en una cláusula abusiva que afecta al perfeccionamiento y ejecución del contrato.

El Real Decreto Legislativo 1/2007, de 16 de noviembre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios, plantea en su artículo 89 como abusivo "la imposición al consumidor y usuario de bienes y servicio complementarios o accesorios no solicitados".

También califica de abusivos "los incrementos de precio por servicios accesorios, financiación, aplazamientos, recargos, indemnización o penalizaciones que no correspondan a prestaciones adicionales susceptibles de ser aceptados o rechazados en cada caso expresados con la debida claridad o separación".

FACUA advierte que los clientes de Ono que no quieran asumir este cambio en el servicio pueden reclamar a la compañía que les devuelva las cantidades facturadas por el incremento de precio.

Asimismo, la asociación señala que ante este cambio unilateral en las condiciones del contrato de Ono, los usuarios pueden darse de baja sin penalización alguna aunque tengan compromisos de permanencia. Así, no tendrán que pagar penalizaciones relacionadas con la bonificación que recibieron en su día en la cuota de alta o en la de activación.

Ya somos 198.309