Protección de Datos europeas sugieren que los internautas tengan que dar su permiso para recibir publicidad 'on-line'

Entienden que la misma no debería dirigirse a los menores por ser un sector más vulnerable.

Las autoridades Europeas de Protección de Datos han aprobado este jueves un dictamen en el que recomiendan a los preveedores de publicidad on-line basada en comportamiento (behavioural advertising) implantar mecanismos sencillos y eficaces para que los usuarios otorguen su consentimiento, o lo retiren, para recibir este tipo de publicidad.

La publicidad basada en comportamiento estudia las características de los usuarios a través de su navegación -visitas repetidas, palabras clave, producción en Internet- para desarrollar un perfil y ofrecerles anuncios adaptados.

En este sentido, consideran que el sistema empleado actualmente por los proveedores de publicidad on-line, basado únicamente en ofrecer de información al usuario (sistema Opt-out), para la instalación de cookies, "no es suficiente". Asimismo, advierten de que, dada la mayor vulnerabilidad de los menores, los proveedores de este tipo de publicidad no deberían dirigirse a los mismos.

El seguimiento de los individuos mientras navegan por Internet puede proporcionar una imagen muy detallada de la vida on line de una persona. Sin embargo, el dictamen aprobado señala que, aunque la publicidad on-line basada en el comportamiento puede aportar ventajas al sector de Internet y a los propios los usuarios, su incidencia para la protección de datos personales y la privacidad es importante.

Así, recuerdan que la nueva Directiva sobre privacidad en telecomunicaciones de 2009 introduce la obligación de obtener el consentimiento informado de los usuarios antes de instalar dispositivos como cookies. El dictamen subraya que los proveedores de publicidad on-line basada en el comportamiento, cuando utilizan cookies, están sometidos a las nuevas normas europeas sobre la privacidad electrónica.

Ya somos 203.661