El Congreso acuerda ampliar a las televisiones privadas los requisitos de pluralidad que la Junta Electoral aplica a RTVE

Obligará a las cadenas generalistas a incluir al final de sus informativos un bloque informativo específico sobre la campaña electoral.

La subcomisión creada en el Congreso para analizar la reforma de la Ley Electoral General alcanzó este lunes un acuerdo para ampliar a las televisiones privadas de carácter generalista los requisitos de pluralidad, neutralidad informativa y proporcionalidad que la Junta Electoral Central aplica a RTVE durante las campañas electorales.

Así lo anunciaron en una rueda de prensa conjunta en la Cámara Baja los ponentes de PSOE y PP en esa subcomisión, José María Benegas y José Antonio Bermúdez de Castro, respectivamente, quienes señalaron que este acuerdo cuenta también con la aquiescencia de PNV, CiU e Izquierda Unida.

Benegas recalcó que el acuerdo se ha adoptado a raíz de la petición que cursó a la subcomisión la Junta Electoral Central reclamando que se regulase la actuación de los medios privados durante las campañas electorales. La pasada semana, la subcomisión se comprometió a buscar una fórmula.

Obligación de un bloque informativo de campaña

La extensión de los criterios de "neutralidad informativa, pluralidad y proporcionalidad" a las televisiones privadas obligará a las cadenas generalistas a incluir al final de sus informativos un bloque informativo específico sobre la campaña electoral que habrá de respetar escrupulosamente, como ahora hacen las públicas, el tiempo dedicado a cada formación política en función de su representación parlamentaria.

"Se trata de que todos los medios, sean públicos o privados se sometan a las mismas reglas que fije la Junta Electoral", explicó Bermúdez de Castro, mientras que Benegas insistió en que las televisiones privadas funcionan por concesiones públicas.

La inclusión de ese bloque electoral al final de los telediarios de las cadenas privadas no impedirá que cada canal pueda organizar como le plazca el resto de los contenidos de su informativo. Además, al contrario de los medios públicos, los privados no tendrán que ceder parte de su programación para la emisión de los espacios gratuitos de propaganda electoral. "No hemos querido llegar hasta ahí", comentó el diputado del PP.

Cuestionado por los profesionales

Las exigencias de la Junta Electoral a las cadenas públicas han sido cuestionadas en varias ocasiones por los profesionales de la información de dichos medios, que reclaman que prime la noticia sobre la representación parlamentaria. Algunas de estas denuncias se encuentran aún en vía judicial.

Su extensión a las privadas podría abrir un nuevo frente, pues los grupos parlamentarios reconocen que no han sondeado previamente a estas empresas. Es más, Bermúdez de Castro señaló que, en la medida en que esta propuesta nace con el consenso de la gran parte de los partidos con representación parlamentaria, lo "lógico" es que este acuerdo tenga también reflejo aunque no se traslade "miméticamente" en las televisiones privadas cuando informen sobre las campañas electorales autonómicas.

Ya somos 190.846