FACUA Córdoba atendió durante el primer semestre de 2010 un total de 603 consultas y reclamaciones

Las telecomunicaciones continúan siendo el sector más reclamado, seguido de la electricidad y los sectores bancarios.

La Asociación de Consumidores y Usuarios en Acción de Córdoba-FACUA atendió durante el primer semestre del 2010, un total de 603 consultas y reclamaciones.

Nuevamente el sector más reclamado ha sido el de las Telecomunicaciones con un 20,1%, seguido de la Electricidad con un 10,8% y los Servicios Bancarios con un 8,62 %.

Los abusos de las distintas operadoras y la poca contundencia con la que actúa la administración ante las incidencias que sufren los ususarios centran las consultas y reclamaciones.

Entre los motivos de queja en telefonía e Internet destacan las trabas para admitir las solicitudes de baja, y, sobre todo, la imposición irregular de penalizaciones ante la cancelación de estos servicios por las subidas tarifarías. Asimismo, la publicidad engañosa, el incumplimiento de las ofertas y el cobro de servicios no contratados son otros de los puntos objeto de las reclamaciones de los consumidores de estos servicios.

A continuación se sitúa el sector eléctrico ocupando el segundo lugar debido a que los usuarios continúan teniendo problemas con las lecturas estimadas y reales y el cobro de las facturas por parte de las compañías eléctricas.

En tercer lugar del ranking lo ocupan ya, los servicios bancarios siendo una de las principales razones por las que se reclama, los cobros por mantenimientos de las tarjetas de crédito que se vinculan a los préstamos al consumo, cobros indebidos de comisiones y el suelo fijado en las hipotecas.

El Calzado, vestido y hogar, ha provocado en este semestre un mayor número de las consultas y reclamaciones con respecto al mismo periodo del ejercicio anterior. Este hecho está motivado por las pasadas rebajas de enero así como por el incumplimiento de fabricantes y establecimientos en materia de garantías.

En otros sectores como el de la vivienda nueva, las reclamaciones hacen referencia a defectos de construcción, incumplimiento de las calidades ofertadas, cláusulas "abusivas" y las vulneraciones de contratos.

Entre otros incumplimientos, destacan los retrasos en la entrega, anulaciones unilaterales de contratos, documentación no entregada al comprador y falta de cumplimiento de las garantías que el promotor debe ofrecer en las cantidades abonadas antes de firmar las escrituras de un inmueble.

Ya somos 198.301