"No te abren la espalda en canal ni nada de eso. Donar médula ósea salva vidas"

Desde 1992, la Fundación Josep Carreras contra la Leucemia gestiona el Registro de Donantes de Médula Ósea (Redmo). Es el organismo oficial en España para realizar las búsquedas de donantes no emparentados para pacientes que requieren un trasplante de médula ósea y no disponen de un familiar compatible.

Tres de cada cuatro pacientes que necesitan ser trasplantados se encuentran en esta situación. Durante el año 2009, la Fundación ha activado 687 nuevas búsquedas de donante no emparentado para ofrecer una oportunidad de curación a los pacientes con enfermedades hematológicas malignas.

Uno de estos pacientes es Mateo, de Galicia. Tiene 7 años y lleva toda su vida de hospital en hospital desde que le diagnosticaron una leucemia mieloide aguda cuando todavía era un bebé. Tras sufrir una recaída, el año pasado se sometió a un trasplante de sangre de cordón umbilical, en el Hospital de Sant Pau de Barcelona, procedente de un donante americano localizado por la Fundación Josep Carreras.

Como Mateo, 356 pacientes de distintas edades han recibido un trasplante de médula ósea o sangre de cordón umbilical durante 2009. Las enfermedades que condensan el mayor número de búsquedas de donante no emparentado con el paciente son la Leucemia mieloide aguda, la Leucemia linfoblástica aguda y los Linfomas no Hodgkin y, el Redmo necesita una media de 50 días para encontrar un progenitor hematopoyético (fuentes de donde se pueden extraer las células madre necesarias para realizar un trasplante: médula ósea, sangre periférica y sangre de cordón umbilical) para el paciente.

Todo esto es posible gracias a los más de 14 millones de donantes de médula ósea (más de 80.000 de ellos españoles) y a las 450.000 unidades de sangre de cordón (más de 40.000 procedentes de madres españolas) que hay disponibles en todo el mundo. La Fundación Josep Carreras, a través del Redmo, puede acceder a todas estas muestras para intentar obtener el donante idóneo para los pacientes españoles y ofrecer el mejor donante español si es requerido para un paciente extranjero.

Por ejemplo, los principales países de procedencia de los donantes de médula ósea con la ayuda de los cuales se ha trasplantado a pacientes españoles en 2009 son: Alemania, Estados Unidos y España. Por otra parte, los principales países de procedencia de las unidades de sangre de cordón umbilical que se han trasplantado a pacientes españoles en 2009 son: España, Estados Unidos y Francia.

"Tenemos que conseguir concienciar a más personas sobre la donación de médula ósea", comenta María, la madre de Mateo. "No te abren la espalda en canal ni nada de eso. La gente no sabe ni qué es la médula ósea y que se pueden salvar vidas". Es cierto, todavía existe cierta desinformación en cuanto a la donación de médula ósea. Por este motivo, la Fundación Josep Carreras, junto al Ministerio de Sanidad, se esfuerza por explicar este tipo de trasplante cuyo órgano trasplantado (en este caso tejidos) se puede donar en vida.

En España, las autonomías con más donantes de médula ósea por 100.000 habitantes son: Navarra, Murcia, Extremadura, Castilla y León y Canarias; y los bancos con más unidades de cordón son Málaga y Barcelona, que condensan el 65% de los cordones de madres españolas.

Aún superando un trasplante de médula ósea, que conlleva muchos efectos secundarios, Mateo es un niño feliz. Cuando sea mayor quiere ser "piloto de avión y médico".

¿Cómo hacerte donante de médula ósea?

La médula ósea es un tejido indispensable para la vida ya que en él se fabrican las células de la sangre y del sistema inmunitario. En la médula ósea anidan las células madre capaces de producir todas las células de la sangre: los glóbulos rojos, los glóbulos blancos y las plaquetas.

Muchas enfermedades, como la leucemia, son consecuencia de una producción excesiva, insuficiente o anómala de un determinado tipo de células derivadas de la célula madre. El trasplante de médula ósea permite su curación al sustituir las células defectuosas por otras normales procedentes de un donante sano. En muchas de estas enfermedades el trasplante es la única opción terapéutica.

Estas células madre se pueden extraer de la médula ósea de dos formas distintas: mediante aspiración medular o mediante sangre periférica. La aspiración medular consisten en extraer directamente las células de las crestas ilíacas del donante (el hueso de la cadera) ya que es el lugar donde se concentran en mayor medida. Esta intervención se hace bajo anestesia en un quirófano.

Por otra parte, la sangre periférica se extrae directamente de las venas del brazo del donante mediante aféresis aunque previamente (unos cuatro o cinco días antes) se debe de haber suministrado al donante un fármaco llamado "factor de crecimiento" que conduce las células madre fuera de la médula ósea para que se encuentren en todos los vasos sanguíneos del cuerpo.

"¿Quién no lo haría? Si hay una sola persona que diga que no, que se ponga en la otra parte, en la del paciente que desde que le diagnostican la enfermedad está luchando contra ella y sabe que solo esa persona que dice que no es la única que le puede ayudar. A mí no me gustaría, como creo que a nadie, así que, ¿por qué no?", nos comenta Carmen, una donante de médula ósea.

¿Cómo hacerte donante de sangre de cordón umbilical?

El cordón umbilical y la sangre que contiene son habitualmente desechados tras el parto. La recogida de la sangre de cordón umbilical se efectúa tras el alumbramiento y una vez seccionado el cordón umbilical, no suponiendo ningún riesgo ni para el hijo ni para la madre.

La sangre de cordón umbilical es fuente suplementaria de progenitores hematopoyéticos muy prometedora. Éstos progenitores, también denominados células madre, son capaces de producir todos los elementos de la sangre y con ello de curar pacientes con enfermedades de la sangre mediante la práctica de un trasplante hematopoyético. Tradicionalmente estos trasplante se realizaban administrando al paciente células madre obtenidas en la médula ósea o la sangre periférica de un donante sano.

Hoy en día sabemos que la sangre del cordón umbilical contiene suficiente cantidad de células madre como para poder realizar trasplantes hematopoyéticos en niños, adolescentes y adultos de bajo peso. Además, las células madre del cordón umbilical, a diferencia de lo que ocurre con las células madre de la médula ósea, pueden emplearse con éxito aunque donante y receptor no sean totalmente compatibles, ello ha ampliado notablemente el número de pacientes que pueden beneficiarse de un trasplante.

Finalmente, las unidades de sangre de cordón umbilical tienen la ventaja de ser fácilmente localizables y estar disponible de forma casi inmediata ya que se guardan congeladas en los bancos de sangre de cordón umbilical.

Inés recibió hace unos años un trasplante de sangre de cordón umbilical. "Yo tengo dos madres; la que me engendró, me dio la vida, me ha cuidado siempre, ha velado por mí y a la que quiero con locura... y una mujer anónima, desconocida, que me regaló una segunda oportunidad para seguir viviendo, además, cosas maravillosas. Igualmente tengo otro hermano/a en algún rincón de España, al que tampoco conozco, que en junio cumplió 4 añitos y cuyas células viven dentro de mí gracias a que su mamá donó el cordón al sistema público de la Seguridad Social", nos explica.

Si quieres informarte mejor sobre la donación de médula ósea y sangre de cordón umbilical, entra en www.fcarreras.org o llama al teléfono gratuito 900 32 33 34.

Ya somos 190.852