El Ayuntamiento se desentendió del caso

Competencia multa con 103.000 euros a la emisora de taxis de Córdoba por las 'listas negras' denunciadas por FACUA

La sanción contra los responsables de Radio Taxi Córdoba se suma a las aplicadas contra las tres emisoras de Sevilla.

La Agencia de Defensa de la Competencia de Andalucía ha sancionado con 103.488 euros a la emisora de taxis de Córdoba por las listas negras de usuarios denunciadas por FACUA, más otros 12.000 euros por impedir a los taxistas que hiciesen publicidad de sus servicios.

El Ayuntamiento de Córdoba se desentendió de las denuncias de FACUA: su Delegación de Comercio y Transportes argumentó que no era un asunto de su competencia y la de Consumo decidió archivar el caso con la excusa de que no había suficientes pruebas de las irregularidades. Algo similar a lo que ocurrió con la Corporación Local de Sevilla, donde Competencia también sancionó a sus tres emisoras.

Las listas negras consisten en la negativa a prestar el servicio a determinados usuarios con el argumento de que en alguna ocasión solicitaron un taxi y no esperaron hasta que llegase, aunque el motivo fuese la excesiva tardanza del vehículo.

En su resolución, Competencia considera contrarias a la Ley 6/2007, de 26 de junio, de Promoción y Defensa de la Competencia de Andalucía dos prácticas llevadas a cabo por la Asociación Provincial de Trabajadores Autónomos de Autotaxis de Córdoba (Radio Taxi Córdoba): el "intercambio de información" sobre la supuesta "morosidad" de los usuarios y "el boicot a usuarios y hoteles".

La segunda sanción penaliza el acuerdo reflejado en el reglamento de régimen interior de la citada Asociación profesional, "para la limitación de la capacidad de los titulares de licencias para la contratación y exhibición de publicidad propia o por ellos contratada".

Sanción anterior en Sevilla

El pasado enero, Competencia dictó otra resolución con la que multó con un total de 140.222 euros a las tres emisoras de taxis de Sevilla, que también habían sido denunciadas por FACUA. En ella calificó como "infracciones muy graves" a la Ley de Promoción y Defensa de la Competencia de Andalucía tres prácticas: las listas negras de usuarios y hoteles, el boicot a hoteles por utilizar taxis ajenos a las emisoras en servicios especiales y que cobren un "precio pactado" de hasta 3,87 euros por el trayecto previo desde que se solicita un taxi hasta que llega al lugar de recogida.

Investigación abierta de oficio en 2008 por las denuncias de FACUA

Competencia abrió una investigación sobre las listas negras al tener conocimiento de las denuncias planteadas por FACUA en marzo y julio de 2008 ante los ayuntamientos de Córdoba y Sevilla y las planteadas por hoteles y asociaciones hoteleras, a las que se sumó, en el caso de Sevilla, la asociación Foro Taxi Libre.

En noviembre de 2008, la Agencia acordó incoar expediente sancionador a las emisoras de taxi de Sevilla, Radio Taxi, Tele Taxi y Radio Taxi Giralda y en diciembre de ese año abrió otro a Radio Taxi Córdoba.

FACUA aportó denuncias de usuarios

En febrero de 2009, FACUA hizo un llamamiento a los usuarios para que denunciasen estas irregularidades a través de la asociación,para lo que habilitó un formulario en su web.

Así, FACUA aportó a Competencia prueba de las irregularidades denunciadas mediante las denuncias de usuarios afectados por las listas negras en Sevilla y Córdoba

Pasividad de los ayuntamientos

FACUA lamenta la pasividad de los ayuntamientos de Sevilla y Córdoba ante la vulneración de los derechos de los usuarios. Ambos consistorios no sólo eludieron asumir sus competencias ante las irregularidades denunciadas sino que tampoco contestaron a las peticiones de regulación del servicio prestado por las emisoras.

Las delegaciones de Movilidad y Consumo del Ayuntamiento de Sevilla se desentendieron de la irregularidades y nunca contestaron a las denuncias presentadas por FACUA.

En el Ayuntamiento de Córdoba, la Delegación de Consumo decidió en septiembre de 2008 no abrir expediente sancionador con el argumento de que no había suficientes pruebas de las irregularidades.

Regular el servicio de las emisoras

FACUA advierte que si un usuario se ve obligado a coger otro vehículo ante la tardanza el taxi solicitado y la falta de información al respecto por parte de la emisora, ésta no puede exigirle el pago de ninguna cantidad ni negarle la prestación de sus servicios en el futuro.

En cualquier caso, FACUA es consciente de que en una parte de los casos, los usuarios no esperan un tiempo razonable y cogen otro vehículo, lo que evidentemente causa perjuicios a los profesionales del sector que trabajan con las emisoras.

Por ello, considera que los ayuntamientos deben regular su funcionamiento y fijar unos parámetros de calidad e información a los consumidores.

En este sentido, FACUA pide que en el momento de solicitar un taxi, las emisoras deban informar al usuario del tiempo máximo que consideran que tardará en llegar para que éste decida si quiere o no el servicio. Si posteriormente, por la situación del tráfico, el vehículo va a retrasarse, la emisora tendría que contactar con el cliente para advertirle del imprevisto y conocer si continúa deseando el taxi.

Ya somos 203.754