Competencia abre expediente sancionador a Montesa-Honda y Suzuki Motor España

Incoa un segundo expediente contra Suzuki y diez de sus concesionarios por fijar condiciones comerciales.

La Comisión Nacional de la Competencia (CNC) ha abierto un expediente sancionador a las empresas de motocicletas Montesa Honda y Suzuki Motor España por presuntas prácticas anticompetitivas, consistentes en el intercambio de información comercial sensible.

La Dirección de Investigación de la CNC realizó sendas inspecciones el pasado 17 de diciembre de 2009 en la sede de Montesa-Honda y el pasado 24 de marzo de este mismo año en las oficinas de Suzuki Motor España.

Tras estas inspecciones, la CNC ha observado indicios racionales de la existencia de conductas prohibidas por el artículo 1 de la Ley de Defensa de la Competencia (LDC), consistentes en el intercambio de información comercial sensible entre ambos fabricantes de motos.

Suzuki, doblemente expedientada

Además, la CNC ha abierto un segundo expediente sancionador a Suzuki Motor España y a diez de sus concesionarios de las provincias de Madrid y Granada, por mantener acuerdos de fijación de precios mínimos de reventa de las motos Suzuki, de márgenes comerciales que los concesionarios otorgan a sus agentes y de otras condiciones comerciales.

Este segundo expediente es resultado de una información reservada abierta por la Dirección de Investigación, así como de la inspección realizada el 24 de marzo de 2010 en la sede de Suzuki Motor España.

De estas actuaciones se desprenden indicios racionales de la existencia de las anteriores conductas, que están prohibidas por la Ley de Defensa de la Competencia y que limitan la competencia intramarca en perjuicio de los consumidores.

En Madrid y Granada

Los concesionarios a los que afecta este expediente son Motorbike World Granada, Motos Andrés, Dyte Móvil, Motofunción, Motorecambios y Accesorios, Saimoto Motor, Motorrad Centro, Motosport Villalba, Codismoto y Gestión Motomercado, ubicados todos ellos en las provincias de Madrid y Granada.

Una vez incoados ambos expedientes, se abre un plazo de 18 meses para su instrucción y resolución por parte del consejo de la Comisión Nacional de Competencia, sin que ello prejuzgue la resolución final de los mismos.

Ya somos 190.846