FACUA detecta irregularidades en cinco 'spots' de juguetes

Se trata de los anuncios de Dogz y Catz, de Quirón, Granja de Pin y Pon, de Famosa, Power Pc, de Vtech, y Cocolín Culolín Popó y Bebé Dentín, de Jesmar.

La Federación de Asociaciones de Consumidores y Usuarios de Andalucía (FACUA) ha realizado un seguimiento de la publicidad de juguetes que emiten las cadenas de televisión por el que ha detectado infracciones a la Ley de Televisión sin fronteras que van desde la publicidad engañosa al sexismo, pasando por la explotación de la credulidad del menor, en los anuncios de los productos Dogz y Catz, Cocolín Culolín Popó, Bebé Dentín, Granja de Pin y Pon y Power Pc.

FACUA ha dado traslado de estas irregularidades a su organización de ámbito nacional, la Asociación General de Consumidores (ASGECO), para que someta mañana viernes los cinco anuncios a la comisión de mediación que tienen las asociaciones de consumidores que forman parte del Consejo de Consumidores y Usuarios de España y la Asociación Española de Fabricantes de Juguetes.

Dos de los anuncios detectados por FACUA utilizan animaciones figuradas, y además sin incluir ningún tipo de aclaración al respecto, induciendo a engaño sobre los cualidades de los juguetes a los pequeños espectadores. El anuncio de los muñecos Dogz y Catz, cuidaditos y pupitas, de la empresa Quirón, incluye imágenes animadas de estos perros y gatos con movimiento mecánico, en la que los juguetes aparecen corriendo por la casa, confundiéndolas con las imágenes reales. La publicidad de la Granja de Pin y Pon, de Famosa, también usa la animación de personajes, sobrepuesta a imágenes reales, sin ningún tipo de advertencia al respecto.

La publicidad de Cocolín Culolín Popó, de Jesmar, resulta marcadamente sexista. En el anuncio, una niña limpia el culito del muñeco mientras que un niño (el padre en el juego) vocifera desde el cuarto de baño exigiendo que la niña le lleve papel. Otro anuncio de Jesmar, el de Bebé Dentín, utiliza la credulidad e inocencia del menor, llevándole a pensar que el muñeco que se publicita constituye un instrumento para conseguir que su padre, habitualmente ocupado en su trabajo, juegue con él.

Por último, en la publicidad de Power Pc, de Vtech, se da la impresión engañosa de que el equipo incluye todos los componentes que aparecen en el anuncio, ya que existe un mensaje de que la impresora que aparece en el anuncio se vende por separado, pero resulta prácticamente imperceptible por su tamaño y colocación, al igual que las advertencias de que funciona con pilas y de que su precio es superior a 15.000 pesetas.

Ya somos 203.743