Cerca de 40 personas se han visto afectadas por la cancelación de vuelos Mexicana de Aviación

La compañía ha suspendido desde este lunes su ruta diaria México-Madrid-México en el aeropuerto de Barajas

La compañía Mexicana de Aviación ha suspendido desde este lunes su ruta diaria México-Madrid-México en el aeropuerto de Madrid-Barajas, por "ciertos problemas", según ha informado el cónsul alterno de la embajada mejicana en España, Álvaro Castro Espinosa.

En declaraciones a Europa Press, el cónsul alterno ha asegurado que, a pesar de que la aerolínea ha dejado sin servicio a numerosos pasajeros, parece que "todo está relativamente controlado" porque los viajeros estaban "informados" de antemano. Los pocos que se veían en los mostradores de información de la compañía son los que "no se enteraron" a tiempo pero que ya "están siendo reubicados en otras líneas o rutas", ha señalado Castro.

La compañía ha solucionado el problema, según ha constatado y les está ofreciendo "pagar el hospedaje", y en los casos en los que "no es urgente el regreso" se les está "devolviendo el dinero".

Además, ha asegurado que hay "relativa tranquilidad" porque tan solo "treinta o cuarenta personas" se han visto afectadas de imprevisto. La mayoría, según ha informado, al enterarse de la situación que se conoce desde "hace dos semanas", ha cancelado los billetes.

"No hay una aglomeración tan grande como en otras ocasiones aunque permaneceremos pendientes por si este problema crece o por si hay personas que no ven su problema resuelto", ha sentenciado Castro.

Elisa Trujillo, una de las pasajeras afectadas, ha asegurado que chequeó por Internet su vuelo "antes" de ir al aeropuerto y comprobó que "se suponía que salía", pero al llegar no ha sido así. Con el vuelo cancelado, la compañía le ha ofrecido una solución: "me dieron hotel y me cambiaron de avión por Iberia, así que salgo el miércoles", ha afirmado. No le conviene "porque tenía que regresar a trabajar" pero ha confesado que "no le queda otra".

Jazmín Campos, otra de las viajeras que se ha quedado sin vuelo, ha señalado que tenía prisa por volver porque "ya comienzan las clases", pero no lo hará hasta el miércoles. Ha asegurado que no le avisaron de nada: "nos mandaron un e-mail de cambio de horario pero nunca nos dijeron que lo cancelaban".

Además, ha afirmado que es un gran trastorno "por los planes y por el dinero" y que por eso están "muy mal" porque esta situación les ha hecho perder el vuelo que les conectaba con su casa sin tener ellos "la culpa".

Ya somos 198.108