Los casi 100.000 seguros vendidos en Europa por Ineas vencerán el próximo 31 de agosto

Los administradores investigarán este otoño las causas de los problemas en la aseguradora holandesa.

Los casi 100.000 seguros de automóvil vendidos en Europa por la aseguradora holandesa Ineas, intervenida el pasado 24 de junio por el Tribunal de Amsterdam debido a sus problemas económicos, vencerán el próximo 31 de agosto, quedando sin efecto a partir de esa fecha para "proteger a los asegurados y al resto de los acreedores", según informaron los administradores de la aseguradora.

La cancelación anticipada también se aplicará en el caso de que el seguro se haya contratado inicialmente para un periodo más largo, y los asegurados que hayan pagado la prima para un periodo posterior al 1 de septiembre tienen derecho al reembolso de la misma.

Sin embargo, hasta el 31 de agosto inclusive, los tomadores del seguro deberán pagar las primas habituales correspondientes al ejercicio actual que aún adeuden, ya que, de lo contrario, quedarán sin cobertura hasta ese mismo día.

Los administradores consideran que la cancelación anticipada es necesaria para proteger los derechos de los asegurados y acreedores, ya que los siniestros aumentan, pero los ingresos disminuyen, por lo que, a su juicio, "continuar la vigencia de los seguros tendría por efecto que cada vez se disponga de menos fondos para pagar a un mayor número de acreedores", según explican.

Ineas, marca comercial bajo la que operaba International Insurance Corporation (IIC), ha vendido un total de 95.000 seguros en Países Bajos, Alemania, Francia y España. La compañía operaba en España a través de Internet mediante el sistema de libre prestación de servicios, es decir, sin necesidad de tener una sucursal abierta.

No obstante, una compañía de un estado miembro de la Unión Europea que tiene libertad para operar y ofrecer servicios en otro estado debe nombrar a un representante para tramitar los partes, y en España dicho representante es Juan Calzado, comisariado de Averías, con sede en Barcelona, que opera como intermediario entre los administradores y la compañía holandesa.

En los Países Bajos, Alemania y Francia, los Fondos de Garantía pagan los daños de los que deben responder legalmente los asegurados de Ineas, pero en España la situación no es igual, por lo que los asegurados tienen que esperar para saber si los daños propios pueden ser pagados de los fondos de Ineas, según explican los administradores. La intervención de la compañía podría afectar a cientos de consumidores españoles, según la Asociación de Usuarios de Bancos, Cajas y Seguros (Adicae), que defenderá sus intereses y les asesorará sobre los trámites a realizar.

Los administradores han llegado a un acuerdo en España con la sociedad española Internet Bróker S.L., parte del grupo Internauto, para ofrecer un nuevo seguro a partir del 1 septiembre. Esta compañía se pondrá en contacto con los asegurados para enviarles una propuesta.

No obstante, Adicae recomienda no contratar el seguro con las compañías que Ineas proponga "con la excusa de que es la única forma de conservas las bonificaciones", y advierte de que deben presionar a la aseguradora para que emita un certificado en el que conste la no siniestralidad del conductor o la antigüedad del mismo.

Además, la asociación recuerda que los consumidores que hayan pagado la prima más allá del 31 de agosto de 2010 tienen derecho a solicitar la devolución de la parte de la misma no consumida y advierte de que los consumidores no deben esperar a que el juzgado holandés les notifique su condición de acreedores.

Estudio de las causas.

Los administradores de Ineas han anunciado que investigarán este otoño las causas de los problemas económicos de la compañía. El 24 de junio de 2010 el Tribunal de Amsterdam declaró la aplicación del régimen de urgencia a Ineas en virtud de la Ley de Supervisión Financiera de los Países Bajos ('Wet op het financieel toezicht') debido a sus dificultades financieras, a solicitud de la autoridad supervisora, De Nederlandsche Bank (Banco Central holandés).

El tribunal nombró administradores a M. Pannevis y P.H.M. Versteeg, que se encargan de la defensa de los intereses de todos los acreedores de Ineas (incluidos los asegurados) y de la liquidación de la aseguradora y todos sus seguros.

Todos los siniestros hasta el 1 de septiembre son tramitados por los administradores de Ineas, que aseguran que en estos momentos existe incertidumbre y que lo primero es liquidar todos los bienes de Ineas y determinar todas las deudas.

En este sentido, señalan que el producto de los bienes se pagará a los acreedores y que se seguirá el orden legal, por lo que primero se pagarán los daños corporales con pagos periódicos y después los daños corporales con un pago único. A continuación, los daños materiales y después la restitución de la prima. Si después queda dinero, se pagará a Hacienda y por último a los acreedores comerciales.

Los administradores insisten en que las deudas de un rango determinado se pagarán solo después de que se hayan pagado completamente todas las deudas de un rango superior, por lo que se deben determinar primero todas las deudas.

Ya somos 198.200