Menos del 7% de las empresas de autocares de la provincia tiene vehículos adaptados para minusválidos

FACUA Sevilla demanda a la Consejería de Obras Públicas y Transportes que establezca la obligatoriedad de eliminar las barreras en estos medios de transporte.

Sólo cuatro de las sesenta empresas de servicios discrecionales y de alquiler de autobuses de la provincia encuestadas por la Asociación de Consumidores y Usuarios de Sevilla-FACUA dicen disponer de vehículos adaptados para minusválidos físicos. FACUA Sevilla ha remitido las conclusiones de este estudio a la Consejería de Obras Públicas y Transportes, a la que demanda una norma que establezca la obligatoriedad de eliminar las barreras en estos medios de transporte.

La encuesta, realizada por el departamento de Control y Análisis de Productos y Servicios de FACUA Sevilla, pone de manifiesto que menos del 7% de estas empresas muestran su preocupación por las necesidades de los usuarios con minusvalía física. Concretamente, se trata de las firmas Autocares Falcón León, Hispabus, Autocares Itálica y Marín Caballero. Las dos primeras dicen tener tres autobuses adaptados con catorce, trece y dieciocho plazas para minusválidos en cada uno, mientras que Autocares Itálica y Marín Caballero señalan que poseen dos autobuses preparados para personas con minusvalía, teniendo la primera empresa ocho plazas adaptadas en cada autocar y la segunda quince.

La adecuación de estos autobuses consiste en poseer rampa o elevador, ya que uno puede funcionar como sustitutivo del otro, y un ancho especial en al menos una de sus puertas, a fin de que pueda entrar un carrito. En las empresas restantes, sólo una manifiesta que pretende incorporar autobuses habilitados a su flota. Por el contrario, dos de ellas declaran haber tenido autobuses de estas características, pero que en la actualidad no disponen de ninguno ya que no les resulta rentable.

Según la normativa vigente, la Ley 1/1999, de Atención a las personas con discapacidad, "se garantizará a las personas afectadas por cualquier tipo de discapacidad física, la accesibilidad y utilización de los bienes y servicios de la sociedad, evitando y suprimiendo las barreras y obstáculos físicos o sensoriales que impidan o dificulten su normal desenvolvimiento". Sin embargo, esta Ley no establece medidas concretas de obligado cumplimiento en estos medios de transporte.

Además, en la Ley no existe ningún precepto que obligue a estas firmas a disponer de medios técnicos que faciliten el acceso de personas con movilidad reducida, minusválidos o enfermos, ni siquiera en los transportes públicos.

Ya somos 191.333