Conepa solicita a la UE que defina la situación de las motocicletas tras la entrada en vigor del nuevo Reglamento

La nueva normativa europea, que fomenta la competencia entre los talleres autorizados de marca y los talleres independientes, no define si incluye dentro de su ámbito de aplicación a esta categoría de vehículos.

La situación de los usuarios de motocicletas y ciclomotores se encuentra indefinida, tras la implantación del nuevo Reglamento 461/2010, conocido como "Reglamento para la Posventa", aplicable desde el pasado 1 de junio, relativo a ciertas prácticas concertadas en el sector de los vehículos a motor.

La nueva norma marco de la UE consta de tres pilares fundamentales: un mejor acceso a la información técnica, la equiparación legal entre recambio original (del constructor) y uno de calidad equivalente, y la posibilidad de reparar el vehículo, estando aún en garantía, donde decida el dueño del mismo, siempre que sea él quien abone la factura, sea un taller de la casa o independiente.

Sin embargo, en la norma se hace referencia directa a los vehículos de tres o más ruedas, por lo que los ciclomotores y motocicletas quedarían fuera de su ámbito de aplicación.

Estos vehículos estarían, así, en desventaja respecto a los usuarios del resto de vehículos, en cuestiones como el acceso a la información técnica y la posibilidad de realizar operaciones de mantenimiento y reparación en el vehículo durante el periodo en que éste se encuentra aún bajo la garantía del constructor.

Por ello, la Federación Española de Empresarios Profesionales de Automoción (Conepa) ha solicitado a la Dirección General de Defensa de la Competencia de la Unión Europea que defina su postura ante el sector de la posventa y los usuarios de estos vehículos y aclare la situación en la que quedan ahora los talleres especializados en motocicletas, respecto de si pueden acogerse o no a lo dispuesto en el nuevo Reglamento.

A esta solicitud se une también la petición de información relativa al tratamiento de las piezas de recambio para estos vehículos.

Un antecedente similar

Ya en 2006 Conepa planteó una cuestión similar respecto a la posibilidad de llevar el vehículo a un taller autorizado o a uno independiente, frente a la Dirección General de Defensa de la Competencia española.

La respuesta de este organismo argumentaba que, para las operaciones de mantenimiento del vehículo no incluidas ni directa ni indirectamente en la garantía del fabricante podrían ser realizadas por talleres independientes, aunque estos tendrían que responder de sus trabajos, no sólo ante el propietarios, sino también ante el fabricante del vehículo en caso de surgir algún problema.

Sin embargo, también aclaraba que su respuesta no podía considerarse como vinculante, puesto que el único competente para declarar si una conducta puede prohibirse o no es el Tribunal de Defensa de la Competencia.

Ya somos 198.058