Pasajeros que fueron reubicados por la cancelación de un crucero Pullmantur sufren una nueva avería en el buque de sustitución

FACUA ha solicitado a la compañía información sobre las medidas que se van a llevar a cabo para garantizar los derechos de los consumidores.

FACUA-Consumidores en Acción se ha dirigido a la empresa naviera Pullmantur para requerir información sobre las medidas que va a llevar a cabo para garantizar los derechos de los consumidores tras conocer los nuevos incidentes provocados en el buque Atlantic Star, ya que en tan sólo un mes esta compañía ha visto afectados dos de sus cruceros que realizaban la ruta Joyas del Atlántico.

El pasado mes de agosto el Pacific Dream, con salida desde Málaga y escalas en Casablanca, Agadir, Lanzarote, Lisboa y Gibraltar, sufrió una avería en el motor y tuvo que ser sustituido por el Atlantic Star. Después de estar apenas dos semanas navegando, el buque de sustitución ha sufrido una avería eléctrica que ha obligado a desembarcar a los pasajeros antes de lo esperado.

Esta incidencia ha provocado la suspensión del crucero que se estaba llevando a cabo en el momento de la avería y la cancelación del embarque previsto para el 10 de septiembre, dejando más de mil afectados en tierra y sin sus vacaciones.

Los usuarios afectados pueden interponer la reclamación tanto ante la agencia de viajes con la que contrataron el crucero, como ante la propia mayorista Pullmantur. Asimismo, FACUA recuerda que la devolución del importe y el pago de posibles indemnizaciones deben efectuarse lo antes posible y, en cualquier caso, en el plazo máximo de treinta días desde el desistimiento. Transcurrido dicho plazo sin que el usuario haya recuperado la suma adeudada, tendrá derecho a reclamarla duplicada.

Regreso del Atlantic Star

Según los usuarios tras llevarse más de un año atracado en Marsella, el Atlantic Star volvió a funcionar el pasado 29 de agosto. Desde el primer minuto de estancia en el buque los usuarios ya notaron los desperfectos y averías que les acompañarían durante todo el viaje.

A pesar de ello, el navío no interrumpió su trayecto y mantuvo durante casi una semana a los tripulantes sin aire acondicionado y problemas en el suministro de luz y agua. Además, según el testimonio de los afectados, la llegada a Lisboa se hizo con retraso debido a que el buque estuvo parado en alta mar durante cuatro horas por una avería.

Por todo esto, FACUA recomienda a estos usuarios que soliciten una compensación por la mala ejecución de las prestaciones incluidas en el contrato que ocasionó el malestar continuo de todos sus pasajeros.

Avería en Lanzarote

El 8 de septiembre los pasajeros del Atlantic Star se vieron obligados a desembarcar en Arrecife dos días antes de lo previsto debido a una avería eléctrica. Por ello, FACUA recuerda los consumidores que tienen derecho a reclamar la totalidad del importe abonado por este crucero.

A estos tripulantes, la compañía naviera ha ofrecido tres posibilidades para solventar los daños ocasionados. La reubicación en el crucero Brisas del Mediterráneo, con salidas los meses de octubre y de noviembre de 2010, así como abril, mayo, junio, septiembre y octubre de 2011 o en el crucero Encantos de Canarias, con salidas programadas para los meses de abril, mayo y octubre de 2011. Además ofrece la opción de devolver el 100% de los importes abonados a Pullmantur.

En cualquier caso, FACUA advierte que si los afectados no considerasen suficientes las soluciones aportadas por la empresa, cabe la posibilidad de pedir una indemnización por los daños y perjuicios ocasionados.

Cancelaciones

Los afectados por la suspensión del crucero tienen derecho al reembolso de todas las cantidades pagadas, o bien a la realización de otro viaje combinado de calidad equivalente o superior, si el organizador o el detallista pueden proporcionárselo. En el supuesto de hacer otro viaje, si este fuera de calidad inferior al contratado, la asociación recomienda exigir el reembolso de la diferencia de precio.

Además, ya que la cancelación se ha efectuado con menos de 48 horas de antelación, los usuarios tienen derecho a una indemnización del 25% del precio del billete.

Ya somos 192.664