Bruselas detecta problemas en el 70% de 'webs' de venta de entradas para pruebas deportivas o espectáculos en España

El 34% de los sitios de venta de productos electrónicos a través de Internet no respeta la normativa de protección de los consumidores.

Una investigación dirigida por la Comisión Europea ha detectado posibles incumplimientos de la legislación comunitaria en el 70% de las páginas web de venta de entradas para pruebas deportivas o espectáculos culturales en España.

En el conjunto de la UE, las infracciones, que están siendo investigadas por las autoridades nacionales, afectan al 60 por ciento de los sitios examinados.

El "rastreo", en el que han participado las autoridades de todos los Estados miembros y de Noruega e Islandia, ha supervisado un total de 414 sitios en toda la Unión Europea, de los cuales 167 (un 40%) cumplían las normas, pero en 247 (un 60%) se ha encontrado algún tipo de vulneración de la normativa sobre consumidores que debe investigarse más a fondo.

En el caso de España, se han rastreado un total de cuarenta páginas web, de las cuales veintiocho no respetaban la legislación europea. Diecisiete son casos puramente nacionales mientras que once tienen dimensión transfronteriza, según los datos facilitados por Bruselas.

Las autoridades nacionales se encuentran ahora en la fase de investigación activa, en la que se ponen en contacto con los comerciantes en cuestión para pedirles que aclaren su posición o rectifiquen las deficiencias detectadas. En los casos transfronterizos, están en contacto con sus homólogos de otros países.

Los principales problemas que se han puesto de manifiesto en toda la UE son los siguientes: informaciones incompletas, engañosas o ausentes sobre los precios, como tasas ocultas (en un 74% de los web problemáticos); o términos y condiciones de venta improcedentes, ya que por ejemplo no se garantiza el envío de la entrada en el plazo adecuado o se excluye el reembolso en caso de cancelación (73%).

Finalmente, se han detectado casos de informaciones incompletas, engañosas o ausentes sobre el comerciante, por ejemplo el comerciante se presenta de forma engañosa como un representante autorizado (48% de sitios).

España participó además, junto con Bélgica, Francia, Irlanda, Rumanía, Suecia y Reino Unido, en un rastreo con mayor profundidad para detectar si los sitios web estaban vendiendo entradas que no podían transferirse de usuario (algo que está autorizado pero debe indicarse) o tickets para espectáculos que no existían. En esta investigación sólo se detectó un caso de venta de una entrada para un espectáculo no existente.

En el resto de Estados miembros se encontraron treinta y tres casos de entradas no transferibles que se vendían sin indicarlo y siete casos de tickets para espectáculos que no existían.

En 2009, alrededor del 35% de los consumidores que recurrieron al comercio electrónico compraron entradas para pruebas deportivas o espectáculos culturales. Este sector representa además ya el 30% de los usuarios de tiendas en línea, según los datos de Bruselas.

Productos electrónicos

La investigación lanzada en 2009 por Bruselas sobre la venta a través de Internet de productos electrónicos, como cámaras digitales o reproductores de música, se ha traducido en un aumento del 44% al 84% del porcentaje de sitios que ya respeta la legislación comunitaria, según ha anunciado el Ejecutivo comunitario tras realizar un nuevo rastreo este año. En España, el grado de cumplimiento es todavía muy inferior a la media comunitaria, ya que sólo se ha incrementado del 42% al 65%.

El primer rastreo de artículos electrónicos tuvo lugar en mayo de 2009. Desde entonces, las autoridades nacionales han hecho un seguimiento de los comercios en los que han detectado irregularidades, exigiendo rectificaciones e imponiendo sanciones en caso necesario.

De 369 comercios por Internet que se supervisaron en su día, 310 (un 84%) cumplen actualmente con las normas de la UE en materia de consumidores, en comparación con la cifra de 163 comercios (un 44%) que lo hacían en mayo de 2009. Las sanciones que se aplican por infracciones confirmadas oscilan entre multas y el cierre del sitio web en cuestión.

En España, de los veintiséis comercios examinados, sólo once respetaban la normativa comunitaria, mientras que ahora el número ha subido a diecisiete. Un total de nueve casos siguen pendientes, de los cuales dos tienen dimensión transfronteriza.

Por lo que se refiere a los principales problemas constatados inicialmente, en el conjunto de la UE un 86% de los sitios web supervisados ofrece ahora una información clara y precisa, como exige la ley (por ejemplo, sobre el derecho de devolución del producto sin necesidad de especificar el motivo y acerca del plazo de garantía legal), en comparación con el 64% que se constató en mayo de 2009.

El 94% de los sitios web controlados ofrecen ahora una información clara y precisa sobre el coste total (incluidas las tarifas de entrega a domicilio y otros costes extraordinarios), en comparación con el 75% que se constató en mayo de 2009. Finalmente, un 95% de los sitios web inspeccionados indican ahora los datos obligatorios sobre el comerciante, como son el nombre y las direcciones postal y electrónica, en comparación con el 82 por ciento que se constató en mayo de 2009.

Ya somos 198.308