Huelga general

FACUA pide responsabilidad a Gobierno y sindicatos para que los servicios mínimos sean equilibrados

No deben utilizarse para forzar la huelga por parte de los sindicatos ni romperla por parte de las administraciones.

FACUA-Consumidores en Acción, desde el profundo respeto a la posición sindical que pretende garantizar el ejercicio del derecho constitucional a la huelga, pide responsabilidad a Gobierno y sindicatos a fin de que los servicios mínimos que se negocien para ese día sean equilibrados.

La organización considera que no es legítimo que las administraciones utilicen los servicios mínimos para romper la huelga, al igual que no es legítimo que los sindicatos provoquen con la ausencia de los mismos la vulneración del derecho de los trabajadores a no secundarla y que ese día los usuarios deben tener garantizado el acceso a servicios esenciales e imprescindibles en sectores como la sanidad o el transporte.

FACUA entiende que la postura sindical en cuanto a sus peticiones sobre los servicios mínimos en el transporte viene provocada porque en multitud de ocasiones las administraciones, con el argumento de garantizar servicios mínimos, establece prestaciones superiores a las necesarias. La organización considera que el Gobierno debe definir qué servicios son esenciales y los criterios para establecer su funcionamiento en jornadas de huelga.

Es por ello que es necesario que los sindicatos y el Gobierno lleguen a un acuerdo sobre los servicios mínimos que se deben establecer para el 29 de septiembre y así evitar que se utilicen ni para forzar la huelga por parte de los sindicatos, ni romperla por parte de las administraciones y la patronal.

Las partes deben determinar los servicios mínimos pensando en el derecho constitucional a disfrutar de servicios esenciales sin que provoque un cuestionamiento al seguimiento de la huelga.

Asimismo, FACUA hace un llamamiento a la ciudadanía a no usar los servicios que no sean imprescindibles, secundar el paro y no comprar ese día, pero respetando el derecho de las personas que quieran hacerlo.

La huelga general ha de ser un acto de protesta que debe servir para que se corrijan las políticas que dañan a la ciudadanía. Debido a esto, FACUA considera imprescindible el apoyo mayoritario de esta iniciativa para poder luchar contra los recortes sociales, recortes a los derechos de los trabajadores y recortes en las garantías y derechos de los consumidores, debilitando con ello las conquistas de la ciudadanía, las conquistas del Estado del bienestar.

En este sentido, los ciudadanos deben ser conscientes de lo que implica esta medida y adaptarse a los servicios mínimos disponibles durante la jornada de huelga.

Ya somos 190.777