Tarifa de la luz

FACUA considera que la subida eléctrica es el resultado de una política energética plegada a los intereses empresariales

Con la subida de octubre, el recibo del usuario medio se habrá encarecido por encima de un 30% en poco más de 3 años.

FACUA-Consumidores en Acción considera que la desproporcionada e injustificada subida eléctrica anunciada por el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio es el resultado de una política energética plegada a los intereses empresariales.

FACUA lamenta que el Gobierno cuente con un Ministerio dedicado a satisfacer a las grandes corporaciones de sectores como el energético y el de las telecomunicaciones a costa de lesionar los intereses económicos y los derechos de los usuarios.

No hay un Ministerio preocupado por la protección de los consumidores

La asociación critica que el Ejecutivo ni siquiera cuente con un Ministerio preocupado por la protección de los consumidores. Las competencias en materia de Consumo están casi totalmente diluidas en el Ministerio de Sanidad y Política Social, que carece además de peso en la mayoría de decisiones políticas que afectan a los intereses de los usuarios.

Con la inminente subida de la luz que se producirá en octubre, el recibo del usuario medio se habrá encarecido por encima de un 30% en poco más de 3 años, según los análisis de FACUA.

Desde julio de 2007 hasta la última revisión tarifaria, que se produjo el pasado enero, había subido un 26,1%, a lo que hay que añadir los dos puntos que ha aumentado el IVA (del 16 al 18%) en julio.

Subida acumulada

En total, el usuario medio ha sufrido un incremento del 28,2%, que representa 10,75 euros por recibo, al que habrá que sumar la nueva subida que se producirá en octubre.

Actualmente, con la Tarifa de Último Recurso (TUR), aplicable a todos los usuarios con hasta 10 kW de potencia, el precio del kWh asciende a 14,61 céntimos (11,7759 más el 24,03% que representan los impuestos sobre la electricidad y el valor añadido).

El precio del kWh está un 33,3% por encima de los 10,96 céntimos (impuestos incluidos) que se pagaban en julio de 2007, y la subida acumulada superará previsiblemente el 40% cuando entre en vigor la nueva tarifa.

En cuanto al término de potencia, los usuarios pagan hoy 2,13 euros por kW (1,719427 más ii.), frente a los 1,93 euros de julio de 2007. La subida en este caso ha sido del 10,6%, teniendo en cuenta tanto la variación de la tarifa como la del IVA.

Así, un usuario con una potencia contratada de 4,4 kW y un consumo mensual de 270 kWh (la media en España según pone de manifiesto el último informe hecho público por la CNE) ha pasado de pagar 38,07 euros (31,2246628 más ii.) mensuales por el término de potencia y el de energía en julio de 2007 a los 48,82 euros (39,3604088 más ii.) al mes que paga en la actualidad.

Para el usuario medio la factura se ha incrementado por tanto en 10,75 euros mensuales, un 28,2%, entre julio de 2007 y julio de 2010.

Según el comunicado de prensa emitido este miércoles por Industria, el recibo del "usuario medio" subirá otros 1,75 euros en octubre. Pero en su habitual línea de opacidad informativa, el Ministerio no ha aclarado cuáles son las características de ese supuesto usuario medio (potencia contratada y kWh consumidos) ni si la cantidad incluye o no los impuestos indirectos, como tampoco ha hecho público cuál será el nuevo precio del kWh.

Ya somos 198.370