Otra oportunidad perdida

FACUA Sevilla considera desacertada la propuesta tarifaria del Consejo de Administración de Tussam

El presidente de la Asociación, uno de los consejeros en representación de los consumidores, se abstiene en la votación.

La Asociación de Consumidores en Acción de Sevilla-FACUA considera desacertada la propuesta tarifaria aprobada este martes en el Consejo de Administración de Transportes Urbanos de Sevilla (Tussam) y una nueva oportunidad perdida para revisar los precios de forma coherente y en el marco de un análisis global de la grave situación que atraviesa la empresa.

El presidente de FACUA Sevilla, Manuel Baus Japón, uno de los consejeros en representación de los consumidores, se ha abstenido en la votación, antes de la cual ha criticado las inaceptables formas con las que se le ha facilitado la información sobre la propuesta tarifaria, tan sólo unas horas antes de la reunión del Consejo.

FACUA Sevilla calcula que la revisión tarifaria propuesta se traduciría en un incremento de ingresos de 1,9 millones de euros, un 5,8%, si se mantuvieran las ventas de billetes de 2009. La Asociación se pregunta por qué esa cifra y no otra, ya que no se ha justificado en la reunión del Consejo de Administración, lo que resta consistencia a la propuesta.

Como viene planteando públicamente, FACUA Sevilla entiende necesario que Tussam apruebe una contención salarial, ya que los incrementos que se han producido en los últimos años no pueden continuar, teniendo en cuenta la difícil situación que atraviesa la empresa, unida a una importante bajada en los salarios de los cargos directivos a la empresa, que a todas luces resultan excesivos para una firma municipal y parecen obviar la crisis que sufre.

El presidente de Tussam dice que sigue sin saber cuánto cobrarán sus directivos

El presidente de FACUA Sevilla solicitó al presidente de Tussam, Francisco Fernández, en un anterior Consejo de Administración que diese a conocer cuánto cobran los directivos de la empresa y en cuánto se verían disminuidos sus salarios al aprobarse la leve e insuficiente reducción impulsada por la Federacion Española de Municipios y Provincias (FEMP) en las empresas públicas.

Baus ha recordado a Fernández, como ya hizo en la anterior reunión del Consejo, que sigue a la espera de que cumpla su compromiso de dar a conocer esos datos. El presidente de Tussam y delegado de Movilidad ha asegurado que continúa sin tener esa información, ante lo que FACUA Sevilla se pregunta si su pretensión es que no trascienda cuáles son sus salarios.

La Asociación también reivindica que en la búsqueda de una mayor calidad del servicio, con una mejora de la velocidad comercial, se dé implicación a las asociaciones de consumidores representativas, ya que actualmente ésta prácticamente no existe. En el Consejo celebrado hoy se ha acordado la creación de una mesa de trabajo para tal fin.

En relación a las tarifas, aunque valora positivamente que no se proponga la eliminación del bonobús sin trasbordo que se barajaba inicialmente, critica que la tarjeta mensual pueda subir nada menos que un 8,3%, pasando de 30 a 32,50 euros. Incremento que considera excesivo y contrario a una política de fomento del transporte público en el que se favorezca con menores subidas a los usuarios más fieles.

Dicho aumento es el mismo que el que se propone para el billete univiaje, que pasaría de 1,20 a 1,30 euros. En opinión de FACUA Sevilla, esta modalidad tarifaria debe tener un precio disuasorio y que genere beneficios para contribuir a sufragar el resto, por lo que tendría que ser el billete con mayor incremento, máxime teniendo en cuenta que durante varios años estuvo congelado.

Asimismo, la Asociación no entiende por qué se propone subir tanto el bonobús sin trasbordo, un 6,7%, pasando de 6,00 a 6,40 euros, a la par que se congelaría el bonobús con trasbordo, 7,00 euros. En este sentido, considera que podría subirse menos el bono sin y aplicar un incremento en el con trasbordo.

Por último, FACUA Sevilla considera que debe modificarse el criterio de bonificaciones a los pensionistas, reduciendo el tope de renta, que considera demasiado elevado, pero aplicándolas por unidad familiar en lugar de por persona.

Y es que hay familias con altos ingresos donde los dos miembros reciben la tarjeta gratuita, mientras que en otras donde sólo uno genera ingresos se le excluye sin tener en cuenta que su cónyuge no tiene o son muy bajos.

Ya somos 197.884