La tasa de ahorro de los hogares baja casi seis puntos en un año, hasta el 17,2%

Cifra 5,8 puntos inferior a la de hace un año como consecuencia del mayor consumo de las familias.

La tasa de ahorro de los hogares e instituciones sin fines de lucro se situó en el 17,2% de su renta disponible en el segundo trimestre de este año, cifra 5,8 puntos inferior a la de hace un año como consecuencia del mayor consumo de las familias, según informó este martes el Instituto Nacional de Estadística (INE).

No obstante, respecto al primer trimestre del año, la tasa de ahorro de los hogares se ha incrementado en cerca de siete puntos, al pasar desde una tasa próxima al 10% hasta el 17,2% de finales de junio.

Tomando como referencia los últimos cuatro trimestres (desde el tercer trimestre de 2009 al segundo trimestre de 2010) esta tasa desciende hasta el 16,2% de su renta disponible, 1,5 puntos inferior a la del periodo precedente.

El valor total de ahorro de los hogares españoles se situó en 32.487 millones de euros en el segundo trimestre, lo que supone 11.433 millones de euros menos que en igual periodo de 2009. Ello fue debido al incremento del gasto en consumo final de los hogares en un 5,9% durante el segundo trimestre.

La renta disponible de los hogares bajó en el segundo trimestre un 1,5% en valores interanuales, hasta alcanzar los 187.783 millones de euros, situándose su capacidad de financiación en 18.227 millones de euros, el 6,7% del PIB trimestral.

El ahorro generado por los hogares, unido a un saldo positivo de 710 millones de euros por las transferencias netas de capital percibidas, fue suficiente para financiar el volumen de inversión de este sector, que alcanzó los 14.970 millones de euros, un 15,5% menos en comparación con el mismo trimestre de 2009.

Administraciones públicas y sociedades no financieras

En contraste con la situación de los hogares, las administraciones públicas registraron en el segundo trimestre una necesidad de financiación de 31.537 millones de euros, dato equivalente al 11,6% del PIB y 3,1 puntos inferior al de hace un año.

Esta menor necesidad de financiación de las administraciones públicas se debió al aumento interanual de su renta disponible en un 19,3%, hasta situarse en 31.617 millones de euros.

Al mismo tiempo, el gasto en consumo final de las administraciones públicas repuntó un 1,9% en el segundo trimestre en comparación con el mismo periodo del año anterior. Como consecuencia de todo lo anterior, el ahorro total generado por el sector presentó un montante negativo de 21.158 millones de euros.

El aumento de la renta disponible de las administraciones públicas fue consecuencia del incremento en un 21,2% de los impuestos netos percibidos por el sector, especialmente de los ligados a la producción, que permitieron recaudar 6.422 millones de euros más (+43,7%), aunque también subieron los vinculados a la renta y el patrimonio, un 2,4% (417 millones más).

Por su parte, las sociedades no financieras elevaron su renta disponible un 15,1% en el segundo trimestre, hasta los 34.209 millones de euros, por el crecimiento en un 4,3% de su excedente de explotación y al descenso en un 14,2% de las rentas netas de la propiedad pagadas. Además, el montante del Impuesto sobre Sociedades pagado por el sector se ha reducido un 12,7% en valores interanuales.

Sin embargo, su renta disponible y los 2.841 millones de euros que recibieron en concepto de transferencias de capital, no fue suficiente para financiar el volumen total de inversión del sector (37.853 millones de euros).

En consecuencia, la necesidad de financiación de este sector alcanzó los 803 millones de euros, el equivalente al 0,3% del PIB trimestral, frente al 0,6% de hace un año.

Instituciones financieras

Finalmente, las instituciones financieras presentaron en el segundo trimestre una capacidad de financiación de 2.449 millones de euros, el 0,9% del PIB. Esta cifra es inferior en dos décimas a la de hace un año.

La renta disponible de las instituciones financieras se redujo un 23,1% con respecto al segundo trimestre de 2009, hasta los 4.984 millones de euros, como resultado del descenso en un 48,4% del excedente de explotación bruto del sector, compensado en parte por una mayor disminución de las rentas de propiedad pagadas que de las percibidas.

La renta disponible generada por este sector, reducida por un saldo negativo de 215 millones en las transferencias de capital, fue suficiente para financiar el volumen de inversión de las instituciones financieras, estimado en 1.580 millones de euros.

Teniendo en consideración las cuentas de todos estos sectores, la economía nacional situó en el segundo trimestre su necesidad de financiación en 11.664 millones de euros, cifra superior en 462 millones de euros a la de hace un año, que equivale al 4,3% del PIB, una décima más que un año atrás.

Según el INE, este aumento de la necesidad de financiación de la economía se explica por el incremento en 3.738 millones de euros del saldo de los intercambios exteriores de bienes y servicios (con mayor crecimiento de las importaciones que de las exportaciones), compensado en casi su totalidad por una mejora de la balanza de rentas y de transferencias corrientes y de capital en 3.276 millones de euros.

Ya somos 203.747