Los colegios andaluces que tengan implantada la gratuidad de libros de texto no pueden obligar a adquirir material complementario de las editoriales

Esta situación está suponiendo unos importantes gastos adicionales además de incumplir una Instrucción dada por la Consejería de Educación a los centros escolares.

La Federación de Consumidores en Acción de Andalucía-FACUA advierte que los colegios que tengan implantada la gratuidad de libros de texto no pueden obligar a adquirir material curricular, es decir cualquier material editado o cuadernos impresos, tales como cuadernillos de diversas asignaturas.

FACUA Andalucía ha recibido en las últimas semanas consultas y reclamaciones de numerosas familias que se quejan de los gastos que están teniendo que soportar por la imposición de adquirir estos materiales tales como cuadernillos de diversas asignaturas. La Federación advierte que el precio es, en muchos casos excesivos, y en determinados una estrategia de las editoriales para subir el gasto, ya de por sí elevado, del material escolar para quienes tienen que afrontarlo.

FACUA Andalucía recuerda que la Instrucción de la Dirección General de Participación e Innovación Educativa sobre el Programa de Gratuidad de los Libros de Texto para el curso escolar 2010/2011 señala que “el libro de texto no deberá, por tanto, necesitar de cuadernos impresos o materiales editados para cada alumno o alumna y para cada materia que supongan gastos extras para las familias”. Por tanto, no se puede obligar a los alumnos a la compra de estos materiales.

Asimismo, la Instrucción señala que “los representantes legales del alumnado, en ningún caso, estarán obligados a adquirir libros de texto o materiales curriculares para los cursos en los que esté implantando el Programa de Gratuidad de Libros de Texto en el curso 2010/2011”.

Por todo ello, la Federación llama a los centros educativos públicos a reflexionar sobre la petición de adquirir materiales curriculares a las familias de los alumnos que tengan implantado el Programa de Gratuidad de Libros de Texto recordando el importante desembolso que esto supone para los hogares.

Asimismo, solicita que antes de seleccionar el material para el próximo curso, se analice si dispone de todo lo necesario sin tener que adquirir materiales curriculares más adelante con el consiguiente gasto económico.

FACUA Andalucía entiende que las editoriales tendrían que incorporar a los libros de texto lo que ahora se presenta como cuadernillos, es decir material curricular que en la mayoría de los casos son ejercicios.

La situación puede ser más difícil para aquellas familias con pocos recursos, situación que los centros deben solventar para no perjudicar a dichos alumnos en lo que a su formación se refiere.

Por otro lado, FACUA Andalucía recuerda la posibilidad de que los centros opten por utilizar materiales curriculares de elaboración propia los cual “constituye una de las tareas que desarrolla el profesorado como complemento y concreción última del proyecto curricular elaborado por los centros de acuerdo con la autonomía pedagógica de los mismos”.

Ya somos 191.225