La UE aprueba que se indemnice a pasajeros de barco por retrasos y cancelaciones

Los transportistas tendrán que abonar a los pasajeros el precio del billete u ofrecer una ruta alternativa en caso de retrasos de más de 90 minutos.

El Consejo de Ministros de la Unión Europea (UE) ha aprobado una nueva regulación que reforzará los derechos de los pasajeros de barco. Éstos podrán optar a compensaciones cuando sufran cancelaciones o retrasos superiores a una hora y media.

Según ha publicado EFE, a principios de 2012 como muy tarde, los transportistas tendrán que abonar a los pasajeros el precio del billete u ofrecer una ruta alternativa en caso de retrasos de más de 90 minutos.

Asimismo, si un viaje ha sido cancelado la compañía tendrá la obligación de informar con al menos 30 minutos de antelación y sólo podría evitar las compensaciones si pueden probar que el retraso se debe a las condiciones meteorológicas u otras circunstancias extraordinarias.

Los pasajeros que se vean obligados a pasar la noche en el lugar de partida debido a la anulación del billete podrán recibir una compensación de hasta 80 euros por noche, por un máximo de tres noches.

La nueva normativa también incluye asistencia gratuita para pasajeros discapacitados y personas de movilidad reducida cuando los transportistas sean informados al menos 48 horas antes del embarque, y establece que las empresas no podrán rechazar a un pasajero por ser discapacitado.

Estas medidas afectarán a todos los navíos de más de doce pasajeros y una tripulación de al menos tres personas, con algunas excepciones para los barcos turísticos.

Los cruceros quedan excluidos de muchas de las disposiciones de la nueva legislación al estar ya regulados por la directiva comunitaria que regula los paquetes de viaje. Los estados miembros deben empezar a aplicar esta nueva regulación como máximo a los dos años de su publicación en el Diario Oficial de la Unión Europea.

Ya somos 198.063