Los juguetes que funcionen con algún componente inflamable deberán advertir de los peligros que conlleva

Según recoge el Real Decreto aprobado por el Consejo de Ministros para adaptar a España la normativa europea en la materia.

Los fabricantes de aquellos juguetes que necesiten sustancias inflamables para funcionar, como los juegos de química, el aeromodelismo, el modelado plástico o la fotografía, deberán especificar "de forma concisa" en el etiquetado del producto los peligros que puede conllevar y los primeros auxilios a prestar en caso de accidentes provocados por su uso.

Así lo recoge un Real Decreto aprobado por el Consejo de Ministros para adaptar a España la normativa europea de seguridad en los juguetes, ante la existencia de nuevas clasificaciones de peligros derivados de su composición, y que prohíbe o limita la presencia de "sustancias o mezclas de sustancias perjudiciales para la salud o la seguridad de los niños".

La norma establece que en caso de que "por razones imprescindibles de funcionamiento" el juguete tuviera que contener sustancias o mezclas susceptibles de presentar algún riesgo, "se incluirá una advertencia sobre su peligrosidad, así como una indicación de las precauciones a adoptar".

"Igualmente, se especificarán de forma concisa los peligros que puede conllevar la utilización del juguete y se mencionarán los primeros auxilios que deberán prestarse en caso de accidentes graves provocados por su uso, así como una indicación de que dichos juguetes han de mantenerse fuera del alcance de niños de muy corta edad", según ha informado el Consejo de Ministros.

Ya somos 190.556