La telefonía móvil, las inversiones y la banca, los mercados que más insatisfechos tienen a los españoles

Según un estudio publicado por la Comisión Europea.

La telefonía móvil, las inversiones y la banca son los mercados que más insatisfacción crean entre los consumidores españoles, según un estudio publicado este lunes por la Comisión Europea.

El informe señala a los sectores de la inmobiliaria, servicios de Internet y el mercado de inversiones, pensiones y valores como los que más problemas plantean al conjunto de los europeos.

Bruselas tiene en marcha estudios "en profundidad" para estudiar las razones concretas de la insatisfacción de los consumidores europeos con los servicios financieros y el sector inmobiliario, porque los resultados negativos se repiten año tras año, según han explicado fuentes comunitarias.

Con los datos de este último retrato de la situación en la mano, el Ejecutivo comunitario ha decidido también iniciar investigaciones similares para el mercado de la carne y para los servicios en Internet. Estos análisis pueden extenderse hasta doce meses y se implicarán los departamentos de Agricultura y Agenda Digital, respectivamente.

El estudio ha querido medir el grado de satisfacción de los consumidores en todo el mercado interior, y para ello ha pedido a 100.000 europeos su opinión sobre cincuenta mercados distintos, en los que los hogares europeos gastan el 60% de su presupuesto.

En concreto, se han interesado por las facilidades para comparar precios, la confianza del consumidor, los problemas que han encontrado y si han presentado reclamaciones y, finalmente, si los productos adquiridos o servicios adquiridos han cumplido las expectativas.

La situación en España

En el caso de los españoles, la telefonía móvil y fija, los servicios de banca, los seguros de hogar y vehículos y los combustibles están entre los servicios que no sólo más les decepcionan, sino que les otorgan peores calificaciones que el resto de consumidores comunitarios.

Frente a los datos "sorprendentes" en el conjunto de los veintisiete, que muestran "en general" una alta satisfacción con el servicio de las aerolíneas, los españoles son los únicos que colocan este sector en la parte baja del ranking de aprobación, explican desde el Ejecutivo comunitario.

Por el contrario, los españoles dan mejor nota que sus vecinos a los mercados relacionados con la alimentación -frutas y hortalizas y carne-, los servicios de mantenimiento y mejora de los hogares y los juegos de azar.

La venta de coches de segunda mano, el abastecimiento de agua, los transportes -tren, metro y bus- y otros sectores alimentarios también son valorados por los españoles.

El comisario de Salud y Consumo, John Dalli, ha destacado las ventajas que aporta el mercado común a los europeos, tales como precios más competitivos, mayor oferta y más transparencia, y ha celebrado que este tipo de estudios permita detectar los sectores en los que no se cumplen estas características.

Ya somos 191.226