El 41% de los menores españoles tiene síntomas de dependencia a Internet, por encima de la media europea

Los niños españoles se encuentran dentro de la media europea y se inician en el uso de internet a los nueve años.

El 41 por ciento de los adolescentes españoles de entre 11 y 16 años manifiestan síntomas de dependencia a Internet, como por ejemplo navegar sin motivo, pasar menos tiempo con los amigos y la familia, dejar de hacer los deberes escolares o mostrarse irritable si no pueden conectarse a la red.

Este porcentaje en el nivel de dependencia supera en once puntos la media de la Unión Europea, situada en el 30 por ciento, según una encuesta publicada este viernes por la Comisión Europea. Además, los menores españoles son los que menos habilidades han desarrollado para el uso seguro de Internet.

Los chavales más dependientes son los estonios (50%), seguidos de los portugueses (49%) los británicos y los búlgaros (43%) y los que menos síntomas muestran de enganche a la red son los italianos (14%), los húngaros (20%) y los polacos (23%).

El estudio revela, asimismo, que los niños europeos empiezan cada vez antes a usar Internet: a los 7 años de media, mientras que los jóvenes que hoy tienen 15 años comenzaron a surfear a los 11 años.

Esta edad varía no obstante notablemente en función de los países. En los nórdicos, Estonia, Países Bajos y Reino Unido son más precoces que en Austria, Grecia, Italia, Portugal y Rumanía, donde comienzan más tarde.

Los niños españoles se encuentran dentro de la media europea y se inician en el uso de internet a los nueve años. Los datos muestran que el lugar desde donde los menores acceden más a Internet es el hogar. En el caso de España, lo hace el 84 por ciento de los chavales, cerca de la media europea del 85 por ciento.

El estudio destaca, igualmente, que un 92 por ciento de los menores españoles afirman que hay cosas en Internet que pueden "molestar o disgustar" a los chicos de su edad, la cifra más alta de la UE junto con Dinamarca (92%).

El acceso de los menores españoles a la red se encuentra entre los más bajos de Europa, dado que sólo Hungría y Turquía presentan cifras más bajas que la española. Dentro del hogar, un 48% de los menores europeos accede a Internet desde su propia habitación, la cifra para España es de un 41 por ciento, también por debajo de la media europea.

La mayor exposición de los crios a imágenes de contenido sexual on line se registra en los países nórdicos y el este de Europa, donde casi uno de cada tres chavales ha visto este tipo de contenidos on line, mientras que la menor exposición se registra en países como Alemania, Italia, España, Irlanda y Reino Unido.

Un 10 por ciento de los menores españoles entre 9 y 16 años afirman haber visto imágenes sexuales 'online', un porcentaje que está entre los más bajos de Europa. Además, la encuestra revela que los padres españoles son bastante conscientes de que sus hijos están expuestos a este tipo de riesgos.

El sondeo indica, finalmente, que los chavales usan Internet sobre todo para hacer los deberes (84%), ver vídeos (83%), jugar (74%) y chatear(61%).

Ya somos 204.667