Las autoridades aduaneras desmantelan la mayor red de contrabando de tabaco conocida en España

El director de la OLAF afirma que <i>"la lucha contra el fraude es más fructífera cuando luchamos unidos".</i>

Las autoridades aduaneras españolas han culminado la mayor operación que se ha realizado nunca en España contra el contrabando de tabaco. Un total de seis personas, de las nacionalidades china, polaca y española, han sido detenidas.

Los agentes españoles han trabajado en colaboración con la Oficina Europea de Lucha contra el Fraude (OLAF). "Nuestra lucha contra el fraude es más fructífera cuando luchamos unidos", ha declarado el director general en funciones de la OLAF, Nicholas Llet.

La operación Balman comenzó en febrero de 2010, cuando la OLAF informó sobre importaciones sospechosas desde China. Los intercambios entre datos de la OLAF y las autoridades nacionales permitieron a los investigadores seguir la pista de contenedores de los cigarrillos de contrabando desde puertos de China a puertos del Levante español. Los agentes comprobaron que, desde allí, se introducían en el mercado negro.

"El excelente trabajo de las autoridades aduaneras españolas ha resultado ser una victoria para los contribuyentes europeos y un gran revés para los contrabandistas. Se demuestra así que compartir información de manera proactiva entre la OLAF y las autoridades nacionales es vital para ganar la batalla contra el comercio ilegal de tabaco. Nuestra lucha contra el fraude es más fructífera cuando luchamos unidos", ha declarado Nicholas Llet.

Las primeras detenciones se produjeron el 20 de octubre de 2010, cuando seis hombres fueron arrestados tras llevar a cabo registros en domicilios y en empresas de Alicante, Valencia, Barcelona, Tarragona y Badajoz. Entre los detenidos, se encuentran chinos, polacos y españoles, a los que se acusa de contrabando. También podrían enfrentarse a cargos por blanqueo de capital e infracción de los derechos de propiedad intelectual.

Las autoridades españoles han indicado que la operación continúa abierta y no se descartan nuevas detenciones. La OLAF continúa proporcionando información y recursos para ayudar a las autoridades españolas en sus investigaciones.

Aumenta el contrabando de tabaco.

El comercio ilegal de tabaco ha aumentado en España y en el resto de Europa desde el inicio de la crisis financiera en 2008. Los contrabandistas sacan partido a la demanda de tabaco barato y obtiene grandes beneficios del tráfico de cigarrillos. Según OLAF, en China un contenedor se puede vender por unos 100.000 euros, y en Europa puede llegar a más de un millón de euros.

La Comisión Europea tiene acuerdos de cooperación con cuatro de los mayores productores de tabaco del mundo para abordar este tipo de comercio ilegal. La OLAF también ha reforzado su cooperación con las autoridades nacionales para acabar con una industria ilícita que cuesta unos 10.000 millones de euros anuales a los contribuyentes europeos e inunda el mercado con bienes que no están sometidos a ningún tipo de control y son de peor calidad.

Ya somos 198.309