Las eléctricas demoran la sustitución de millones de contadores obsoletos mientras siguen enriqueciéndose con su alquiler

FACUA demanda a Industria que elimine la tarifa por el alquiler de los contadores mecánicos tal y como anunció el pasado junio y emprenda medidas para garantizar que las eléctricas instalen los nuevos equipos electrónicos.

FACUA-Consumidores en Acción denuncia que las eléctricas llevan años demorando la sustitución de millones de contadores obsoletos mientras siguen enriqueciéndose con su alquiler.

FACUA demanda al Ministerio de Industria, Turismo y Comercio que prohíba a las compañías que sigan cobrando el alquiler de los contadores mecánicos tal y como anunció hace cinco meses y emprenda medidas para garantizar que instalen los nuevos contadores electrónicos.

Industria planteó el pasado junio que la revisión de tarifas eléctricas incluiría la eliminación de la tarifa por el alquiler de los contadores a todos aquellos usuarios cuyas compañías no les hubiesen sustituido sus antiguos equipos de medida.

Sin embargo, el Gobierno decidió demorar la subida tarifaria prevista para julio al mes de octubre, fecha en la que olvidó su compromiso de acabar con una tarifa que FACUA considera injustificada.

Y es que las eléctricas cobran 0,64 euros mensuales (0,54 más IVA) por el alquiler de unos equipos, algunos con más de 30 años, sobradamente amortizados por las eléctricas. El precio al que adquieren los contadores mecánicos en el mercado mayorista es de poco más de 10 euros, por lo que en menos de veinte meses están cubiertos con la cuota.

Además, las compañías ni siquiera han invertido en revisiones periódicas a todos los usuarios para verificar el estado de los contadores, ante la pasividad de los sucesivos gobiernos.

Incumplen el plan de sustitución

FACUA denuncia que mientras siguen cobrando por el alquiler de los contadores mecánicos, las eléctricas están incumpliendo el plan de sustitución aprobado hace tres años por Industria.

Y es que a finales de 2010, cada distribuidora eléctrica debería haber sustituido un 30% del total de su parque de contadores de hasta 15 kW de potencia contratada.

Con estos equipos, las compañías podrían realizar lecturas mensuales a distancia, sin necesidad de enviar operarios a los domicilios de los usuarios, eliminando así el desconcierto que provocan en los usuarios las lecturas estimadas que cada dos meses.

El plan de sustitución de equipos de medida está regulado por la disposición adicional primera de la Orden del Ministerio de Industria 3860/2007, de 28 de diciembre.

La norma indica que todos los contadores para suministros de hasta 15 kW "deberán ser sustituidos por nuevos equipos que permitan la discriminación horaria y la telegestión antes del 31 de diciembre de 2018": un 30% antes de que finalice 2010, otro 20% hasta el fin de 2012, un 20% más hasta el de 2015 y el 30% restante hasta concluya 2018.

FACUA venía reclamando desde hacía años la sustitución de la mayoría del parque de contadores, millones de equipos obsoletos, que en un porcentaje importante superan los treinta años de antigüedad.

Sin embargo, las eléctricas han venido incumpliendo la primera fase del plan, ante la pasividad de Industria.

Multas a los usuarios si no colocan limitadores que serán inútiles

La asociación considera lamentable que en lugar de adoptar medidas para provocar que las eléctricas aceleren la sustitución de los contadores, como la eliminación de la tarifa por el alquiler de los equipos antiguos, Industria esté cometiendo el disparate de forzar a los usuarios a colocar en sus domicilios limitadores de potencia que ya llevan incorporados los equipos de medida electrónicos.

Y es que el Ministerio ha facultado a las eléctricas -mediante la Orden ITC/1.857/2008, de 26 de junio- para que cobren a los usuarios penalizaciones de hasta 31 euros en cada recibo si tras dos avisos no instalan interruptores de control de potencia (ICP) que serán inútiles cuando les coloquen los nuevos contadores digitales.

Ya somos 198.308