Contienen aceites de oliva de peor calidad

La Junta de Andalucía retira cautelarmente lotes de varias marcas de aceite de oliva virgen y virgen extra por un presunto fraude en su composición

FACUA lamenta que la lentitud de la Administración y el marco normativo pongan en una situación de indefensión a los consumidores al no hacerse públicas las marcas aún.

Ante la retirada del mercado de forma cautelar de veinticuatro lotes de varias marcas de aceite de oliva virgen y virgen extra por parte de la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía por un presunto fraude en su composición, FACUA-Consumidores en Acción lamenta que la lentitud de los procedimientos administrativos y el marco normativo vigente pongan en una situación de indefensión a los consumidores.

FACUA señala que al no hacerse públicas las marcas, se siembra el desconcierto entre los consumidores y se perjudican sus intereses, ya que no podrán tomar medidas para recuperar su dinero si han comprado alguna de las marcas y lotes de aceites de oliva de calidad inferior a la que se señala en el etiquetado.

Asimismo, la lentitud existente en los procedimientos administrativos y los amplios plazos que se otorgan por la legislación para tramitar los recursos que presenten las empresas expedientadas en este tipo de procedimientos provocan que, cuando se hacen públicas las marcas sancionadas al confirmarse las irregularidades, el daño que se ha producido al resto de firmas del sector por la sombra de sospecha creada sobre ellas es irreparable.

Por otro lado, FACUA espera que el Gobierno andaluz informe y coordine actuaciones con el resto de comunidades autónomas y con el Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad, garantizando igualmente que la información llegue a todos los países donde se comercializan las marcas retiradas cautelarmente en Andalucía para que puedan adoptar las mismas medidas.

Reunión con la directora general de Consumo

Tras la solicitud de información planteada por FACUA Andalucía, la directora general de Consumo de la Consejería de Salud, Fátima Ramírez Cerrato, ha mantenido esta mañana una reunión con la presidenta de FACUA Andalucía, Olga Ruiz Legido, su secretario general, Rubén Sánchez, y dirigentes de las federaciones de consumidores Al Andalus y UCA-UCE.

En ella, Ramírez ha facilitado información sobre las medidas que este viernes llevará a cabo la Consejería de Salud con la retirada cautelar de los lotes donde las inspecciones llevadas a cabo en coordinación con la Consejería de Agricultura y Pesca han detectado un presunto fraude en su composición.

La presidenta de FACUA Andalucía y secretaria general de su organización a nivel nacional ha mostrado a la directora general su preocupación por la lentitud del procedimiento administrativo, que puede provocar que pasen muchos meses hasta que se hagan públicas las marcas expedientadas.

Asimismo, ha criticado el reducido número y los criterios adoptados para la selección de las marcas de aceite de oliva incluidas en la campaña de inspección que se ha desarrollado este año por parte de la Administración autonómica.

En este sentido, ha demandado que se refuercen los controles sobre los aceites de oliva existentes en el mercado desarrollando análisis sobre un número de marcas mucho más representativo.

Por otro lado, ha reclamado que, de confirmarse las irregularidades detectadas una vez realizados los análisis de réplica que soliciten las marcas, se adopten medidas sancionadoras contundentes, proporcionales a la gravedad del fraude alimentario.

Ya somos 198.074