FACUA Sevilla denuncia la campaña Bus@migo de Tussam

Incluye un negocio de mensajes a móviles con graves anomalías en la información sobre sus características, ofrece premios difíciles de conseguir y recaba información personal de los usuarios vulnerando la normativa de protección de datos.

La Asociación de Consumidores y Usuarios de Sevilla-FACUA denuncia la campaña Bus@migo que acaba de poner en marcha Tussam. La empresa municipal de autobuses ofrece premios que en algunos casos son extremadamente difíciles de conseguir por los usuarios que realicen un uso habitual y racional del autobús y sus distintos títulos de viaje, recaba información personal vulnerando la normativa de protección de datos y ha emprendido un negocio de mensajes a móviles con graves anomalías en la información sobre su funcionamiento y precio.

Tussam ofrece con esta campaña premios que van desde una grapadora a una cámara de fotos, canjeables por entre 200 y 800 puntos que se obtienen al comprar los distintos títulos de viaje. Sin embargo, obtener los premios de mayor cuantía es casi imposible, ya que por ejemplo, para conseguir 800 puntos sería necesario comprar más de seis abonos de treinta días (130 puntos) o treinta y dos bonobús (25 puntos) con trasbordo (opción mucho más cara que el abono mensual) en los apenas cuatro meses que dura la promoción (entre el 31 de marzo y el 27 de julio).

La publicidad de Bus@migo invita a enviar mensajes SMS al número 5999 para "ganar miles de premios", pero en el teléfono de información de la promoción, 902 076 190, indican que sólo participarán en los sorteos los enviados a partir del 19 de abril. FACUA Sevilla considera asimismo que un negocio de mensajes a móviles resulta, cuanto menos, poco apropiado y muy alejado de las funciones de una empresa municipal.

Además, FACUA Sevilla ha comprobado que los usuarios no pueden informarse del coste de estos mensajes ni en el citado teléfono 902, ni en la publicidad ni en la página web de la campaña, www.busamigo.com. Para colmo, la publicidad informa que los mensajes deben enviarse incluyendo la palabra BUS, pero omite que es necesario que ésta vaya seguida de un punto y un código que encontrará en tarjetas que está distribuyendo Tussam.

Asimismo, en la línea 902 solicitan a los usuarios información sobre su nombre, fecha de nacimiento, dirección, teléfonos fijo y móvil, correo electrónico y profesión, sin informarle en ningún momento que sus datos se incluirán en un fichero informatizado y que puede rectificar o cancelarlos, conforme a lo establecido en la Ley Orgánica de Protección de Datos de Carácter Personal. FACUA Sevilla ha consultado a Tussam si pretende ceder estos datos a otras empresas ya que sería una práctica ilegal al no informarse tampoco de esta posible circunstancia al usuario.

La Asociación remitió el lunes una carta a la gerente de Tussam poniéndole de manifiesto las irregularidades detectadas al objeto de que proceda a su inmediata corrección, sin que haya recibido respuesta hasta la fecha.

Ya somos 191.347