Espera que Fomento depure responsabilidades

FACUA muestra su repulsa a la huelga encubierta y salvaje de controladores aéreos

Recuerda a los pasajeros que pueden reclamar daños y perjuicios a las aerolíneas. Demanda a Fomento y CCAA que vigilen el cumplimiento de la normativa por las compañías.

FACUA-Consumidores en Acción muesta su repulsa a la huelga encubierta y salvaje de controladores aéreos que este viernes ha provocado el cierre del espacio aéreo español y espera que el Ministerio de Fomento depure responsabilidades. Asimismo, recomienda a los pasajeros afectados que reclamen a las aerolíneas el cumplimiento de sus obligaciones de asistencia.

AENA ha señalado que el motivo del cierre es el abandono masivo y concertado de los controladores de sus puestos de trabajo alegando problemas físicos para mantenerse en ellos.

FACUA pide al Ministerio de Fomento y las comunidades autónomas que garanticen los derechos de los pasajeros, para lo que resultan necesarias inspecciones en los aeropuertos con el objeto de verificar si las aerolíneas informan a los usuarios sobre sus derechos a ser asistidos con comida, bebida y alojamiento, además de asumir posibles indemnizaciones por daños y perjuicios.

La asociación lamenta la actitud cobarde e irresponsable del colectivo de controladores, que a diferencia de los sindicatos de clase, sigue sin sumarse a la negociación colectiva del resto de trabajadores de Aena ni plantea sus reivindicaciones laborales convocando legalmente huelgas a cara descubierta y sometiéndose a los servicios mínimos que correspondan.

Indemnizaciones para los usuarios

FACUA informa a los usuarios de aerolíneas afectados por la huelga encubierta de controladores que pueden reclamar indemnizaciones por daños y perjuicios, por lo que no deben conformarse con la simple devolución del importe del billete si cancelan el contrato en lugar de modificar la fecha del vuelo.

La asociación ha comenzado a recibir consultas de afectados a través de su sitio en Internet, FACUA.org. Las reclamaciones deben dirigirse a la compañía aérea, pero en caso de que los vuelos formasen parte de paquetes turísticos contratados a través de agencias de viajes, lo preferible es presentarlas tanto a éstas como a las aerolíneas.

Para eludir las indemnizaciones, es posible que las compañías aéreas argumenten que la huelga es una circunstancia extraordinaria e inevitable, pero FACUA no comparte este criterio.

Y es que la asociación considera que son las empresas y no los usuarios, las que deben asumir el riesgo de huelga cuando se produce la contratación de un servicio, máxime en un sector como el aéreo, donde vienen convocándose sucesivas huelgas por parte de distintos colectivos.

De lo contrario se produciría una situación de enorme indefensión para los consumidores, hasta el extremo de tener que asumir estos incluso gastos extra ocasionados como consecuencia de las cancelaciones de vuelos, como por ejemplo la compra de nuevos billetes tras la pérdida de conexiones con otras aerolíneas.

FACUA plantea que de entrada, si el vuelo cancelado provoca la anulación de un paquete turístico contratado en una agencia de viajes, el usuario debe reclamar el reembolso de todas las cantidades pagadas o la realización de otro viaje combinado de calidad equivalente o superior siempre que la empresa pueda proponérselo y sea acorde con sus expectativas.

Si no anulan el viaje pero pierden días de vacaciones, la asociación les recomienda que exijan la devolución del importe proporcional de hoteles u otros servicios no disfrutados.

Además, FACUA aconseja a los usuarios que exijan indemnizaciones por los perjuicios causados. Estos pueden ir desde el daño que conlleva la anulación de unas vacaciones hasta las cantidades extra que tengan que asumir como consecuencia de la espera de un nuevo vuelo (comida y alojamiento) o la compra de otro billete por la pérdida de una conexión.

Ya somos 191.170