FACUA Sevilla pide a Sánchez Monteseirín que suspenda el negocio de mensajes de móviles puesto en marcha por Tussam

El coste que los usuarios deben asumir para participar en el concurso a través de mensajes SMS asciende a 3,13 euros. La Asociación considera que este tipo de iniciativas está fuera de lugar en una empresa municipal.

La Asociación de Consumidores y Usuarios de Sevilla-FACUA pide al alcalde de la capital hispalense, Alfredo Sánchez Monteseirín, que suspenda el negocio de mensajes a móviles puesto en marcha por la empresa municipal de autobuses Tussam. Tras la denuncia hecha pública ayer por FACUA Sevilla sobre diversas irregularidades de la campaña Bus@migo, los operadores que atienden su teléfono de información, 902 076 190, han comenzado a facilitar el coste del envío de los mensajes de móviles para participar en sorteos, nada menos que 3,13 euros.

FACUA Sevilla advierte que el alcalde sabe que puede contar con su plena colaboración para el fomento del transporte público, pero en absoluto puede admitir iniciativas que están fuera de lugar en una empresa municipal.

Según la información facilitada por los teleoperadores del teléfono 902 de Bus@migo, para participar en los concursos a través de SMS hay que enviar tres mensajes al número 5999, y no uno como de forma engañosa se indica en su publicidad y su página web. El coste de cada mensaje es de 0,90 euros más IVA, lo que supone un total de 3,13 euros. La web www.busamigo.com continuaba esta mañana sin facilitar información sobre el precio del envío de los mensajes.

FACUA Sevilla lamenta que la gerente de Tussam todavía no haya dado respuesta a la carta que le remitió el pasado lunes, en la que le ponía de manifiesto diversas irregularidades de la campaña Bus@migo. La empresa municipal se ha limitado a hacer público en el día de ayer un comunicado de prensa en el que rechaza las críticas de la Asociación utilizando unos argumentos que trasladan la sensación de que ni la propia Tussam conoce las características de su campaña.

La empresa municipal de autobuses ofrece premios que en algunos casos son extremadamente difíciles de conseguir por los usuarios que realicen un uso habitual y racional del autobús y sus distintos títulos de viaje. Tussam ofrece con esta campaña regalos que van desde una grapadora a una cámara de fotos, canjeables por entre 200 y 800 puntos que se obtienen al comprar los distintos títulos de viaje. Sin embargo, obtener los premios de mayor cuantía es casi imposible, ya que por ejemplo, para conseguir 800 puntos sería necesario comprar más de seis abonos de treinta días (130 puntos) o treinta y dos bonobús (25 puntos) con trasbordo (opción mucho más cara que el abono mensual) en los apenas cuatro meses que dura la promoción (entre el 31 de marzo y el 27 de julio).

La publicidad de Bus@migo invita a enviar mensajes SMS al número 5999 para "ganar miles de premios", pero en el teléfono de información de la promoción, 902 076 190, indican que sólo participarán en los sorteos los enviados a partir del 19 de abril.

Además, FACUA Sevilla comprobó que hasta el día de ayer que los usuarios no podían informarse del coste de estos mensajes ni en el citado teléfono 902 (aspecto ahora corregido), ni en la publicidad ni en la página web de la campaña. Para colmo, la publicidad difundida en prensa por Tussam a comienzos de semana informaba que los mensajes deben enviarse incluyendo la palabra BUS, pero omitía que es necesario que ésta vaya seguida de un punto y un código que encontrará en tarjetas que está distribuyendo la empresa municipal.

Asimismo, en la línea 902 solicitaban a los usuarios información sobre su nombre, fecha de nacimiento, dirección, teléfonos fijo y móvil, correo electrónico y profesión, sin informarle en ningún momento que sus datos se incluirán en un fichero informatizado y que puede rectificar o cancelarlos, conforme a lo establecido en la Ley Orgánica de Protección de Datos de Carácter Personal. En el día de hoy, los teleoperadores ya sólo preguntan el nombre del encuestado y su calle, así como las líneas de autobuses que utiliza, la frecuencia y los motivos.

FACUA Sevilla consultó el lunes a Tussam si pretende ceder estos datos a otras empresas ya que sería una práctica ilegal al no informarse tampoco de esta posible circunstancia al usuario, aunque la empresa ha dicho públicamente que los utilizará sólo a nivel interno.

Ya somos 198.216