Los lubricantes sexuales elaborados con base de agua producen menos síntomas genitales

Según investigadores de salud sexual de la Universidad de Indiana, las mujeres que emplean geles sienten más placer.

Los lubricantes sexuales elaborados con base de agua producen menos síntomas genitales, especialmente menos dolor en comparación con el de base de silicona. Éstas son las conclusiones de un estudio elaborado por investigadores de salud sexual de la Universidad de Indiana (EEUU).

El estudio, publicado en el Journal of Sexual Medicine, muestra que las mujeres que usan lubricantes durante las relaciones sexuales reportan niveles significativamente más elevados de satisfacción y placer que las que no los utilizan.

"A pesar de la amplia disponibilidad de lubricantes en las tiendas y en Internet, es sorprendente las pocas investigaciones que se ocupan de cuestiones básicas, sobre cómo los lubricantes personales contribuyen a una mejor experiencia sexual", según declaraciones de Debby Herbenick, directora asociada del Centro para la Promoción de la Salud Sexual de la Universidad de Indiana.

Un total de 2.453 mujeres de entre 18 y 68 años han participado en este estudio realizado con el método de doble ciego. Durante dos semanas probaron seis tipos de lubricantes. A cada una se le asignó un tipo de lubricante sin que ellas conocieran la marca o la composición.

Tras analizar más de 10.000 relaciones sexuales vaginales con penetración, así como 3.000 actos de masturbación, los investigadores concluyen que las mujeres reportaron una mayor satisfacción cuando utilizaron lubricante con base de agua o silicona en comparación con el sexo sin este producto.

Según ha declarado Herbenick, "estos datos muestran claramente que el uso de los lubricantes en nuestro estudio se asoció con calificaciones más altas de placer y satisfacción sexual y bajas tasas de síntomas genitales".

Por su parte, Michael Reece, director del Centro de Promoción para la Salud Sexual y co-autor del estudio, ha señalado que profesionales de la salud recomiendan el uso de lubricantes como una herramienta importante para practicar el sexo seguro, especialmente cuando se utilizan condones de látex.

"Estos resultados nos ayudan a reafirmar a los individuos sexualmente activos que los lubricantes no sólo son importantes para practicar sexo seguro, sino que también contribuyen a la calidad general de las experiencias sexuales".

Conclusiones del estudio

Más del 70 por ciento de las veces que se utilizó el lubricante para la penetración vaginal o anal, las participantes aseguraron hacerlo con el fin de experimentar sexo más placentero. Un 60 por ciento lo utilizó durante la masturbación con este objetivo.

Asimismo, más de un tercio de las mujeres que utilizaron lubricante para sexo vaginal, anal o masturbación, indicaron que resultó divertido hacerlo.

Una proporción considerable de las participantes también señalaron que eligieron usar lubricante para reducir el riesgo de desgarro, en particular para el coito anal.

Ya somos 191.384