La UE acuerda imponer límites a las emisiones de CO2 de las furgonetas

Los vehículos nuevos no podrán emitir más de 175 gramos de CO2 por kilómetro en 2017, y deberán rebajar su nivel de contaminación a 147 gramos por kilómetro en 2020.

La presidencia belga de la UE y la Eurocámara han llegado a un acuerdo para imponer límites a las emisiones de furgonetas y camionetas con el objetivo de luchar contra el cambio climático.

Las furgonetas nuevas no podrán emitir más de 175 gramos de CO2 por kilómetro en 2017, y deberán rebajar su nivel de contaminación a 147 gramos por kilómetro en 2020.

El compromiso suaviza los topes que había propuesto inicialmente Bruselas. La Comisión pedía que el límite de 175 gramos se aplicara ya un año antes, en 2016, y que el objetivo de 2020 fuera más ambicioso, de 135 gramos. Ello hubiera supuesto un coste adicional de hasta 3.500 euros por vehículo, según los propios cálculos del Ejecutivo comunitario.

Los fabricantes que superen los límites serán sancionados con multas, que se basarán en el número de gramos por kilómetro que los vehículos del fabricante superen el tope como media, multiplicado por el número de vehículos. La cuantía de la multa será de 95 euros por gramo y kilómetro, la misma que se aplica a los vehículos particulares.

La norma, que debe ser ratificada por el pleno de la Eurocámara y los Veintisiete, se aplicará a furgonetas y camionetas que se utilizan para cargar productos con un peso de hasta 3,5 toneladas y que pesan menos de 2.610 kilos vacíos. Estos vehículos son responsables del 1,5% del total de emisiones de la UE.

Ya somos 203.657