FACUA alerta de promociones navideñas engañosas

Recomienda moderación y advierte del riesgo para la economía doméstica que representan tanto los pagos aplazados, como las compras en las que se abonan los productos pasados varios meses o la solicitud de préstamos al consumo.

FACUA-Consumidores en Acción alerta de las ofertas engañosas que lanzan determinados establecimientos en su campaña navideña.

Entre ellas, promociones de descuentos o cheques regalo, cuyas características reales no se ajustan en absoluto a su publicidad, promociones 2x1 o 3x2 que en realidad sólo se aplican a un reducido número de productos, además de catálogos publicitarios con productos gancho a precios muy atractivos para atraer a la clientela.

Así, argumentar que el producto ya no está a la venta porque había existencias limitadas es una de las prácticas ilegales que se llevan a cabo en estas fechas.

Cuando se pone en marcha una promoción publicitaria de este tipo, advierte FACUA, el establecimiento debe tener en existencia suficientes productos en proporción al tipo de publicidad que se ha generado, teniendo en cuenta la demanda que puede generar dicha oferta.

FACUA insta a los consumidores a denunciar estas prácticas ilegales a través de las asociaciones de consumidores y exigir el cumplimiento de lo ofertado.

Asimismo, la asociación recomienda a los consumidores que no se dejen influir por la avalancha publicitaria que se produce durante estas fiestas y aconseja que planifiquen lo más detalladamente posible sus compras hasta final de año para evitar caer en los excesos consumistas.

El riesgo de pagar a plazos, dentro de unos meses o mediante préstamos

En este sentido, advierte del riesgo para la economía doméstica que representan tanto los pagos aplazados, con o sin intereses, como las compras en las que se abonan los productos pasados varios meses o la solicitud de préstamos al consumo.

Y es que son fórmulas de pago que fomentan la realización de compras por encima de las posibilidades económicas reales de los consumidores, las adquisiciones impulsivas y el despilfarro. Y pueden provocar un problema añadido a las familias con dificultades para llegar a fin de mes cuando tengan que hacer frente a estos pagos.

FACUA recuerda que los supermercados e hipermercados están diseñados para que el consumidor realice un elevado número de compras no planeadas y por impulso y recuerda la importancia de elaborar una lista de la compra detallada para evitar un gasto mayor del previsto.

Antes de pagar, debe comprobarse si la publicidad o la política de ventas de los comercios contemplan la posibilidad de cambiar los artículos, bien por el dinero o por otro producto, si el consumidor lo desea o si tienen defectos de fabricación. La única obligación al respecto establecida en la legislación es la reparación de los productos que estén defectuosos.

Ya somos 191.233