Puede ser caótica

FACUA Sevilla denuncia errores y graves carencias en la información sobre el Plan de Ordenación Viaria del Casco Histórico

La Asociación critica que el Ayuntamiento de la capital no haya asumido su compromiso de participación de las organizaciones sociales.

FACUA Sevilla denuncia errores, anomalías y graves carencias en la información del Ayuntamiento de la capital a los usuarios sobre el Plan de Ordenación Viaria del Casco Histórico, que puede convertirlo en un caos.

Así se lo ha trasladado la Asociación al delegado de Movilidad, Francisco Fernández, en un escrito en el que se ponen de manifiesto diversas situaciones que afectarán directamente a los usuarios que entren con sus vehículos en el centro de Sevilla a partir del viernes 17 de diciembre, fecha en la que entra en vigor el carácter sancionador del Plan.

En primer lugar, FACUA denuncia que los usuarios desconocen la obligatoriedad de utilizar determinadas salidas en función de la entrada que utilicen. No queda claro que para que las cámaras situadas en las salidas previstas registren que el vehículo ha salido de la zona centro el usuario debe usar una salida concreta. En las señales dispuestas en las calles que señalan la salida no se indica a qué entrada corresponde, y no hay ningún otro método que indique al usuario el itinerario a utilizar.

Para FACUA, es un sinsentido que exista la obligación de circular por determinadas calles, máxime teniendo en cuenta que hay vías de salida sin cámaras, y que por lo tanto no registran la salida del vehículo de la zona restringida. La Asociación ha recibido ya casos de usuarios a los que se les ha notificado que su vehículo ha permanecido durante varios días en el Casco Histórico por este motivo.

Asimismo, FACUA Sevilla muestra su preocupación los problemas técnicos que pueda presentar el sistema, máxime cuando en el periodo transitorio de prueba han trascendido numerosas dificultades relativas al funcionamiento de las cámaras y en la transmisión de datos.

La Asociación también plantea dudas en relación a los vehículos utilizados por personas con movilidad reducida. Las tarjetas de movilidad reducida no contemplan las matrículas de los vehículos, ya que son nominativas, por lo que la Asociación se pregunta cómo van a reconocer las cámaras esos vehículos.

En cuanto al uso compartido de garajes previsto en la Ordenanza, se contempla que no podrá simultanearse la permanencia de los vehículos que comparten la plaza en rotación. Para FACUA Sevilla, este supuesto es inviable ya que existirán muchas situaciones en las que ambos vehículos se encuentren dentro de la zona centro, uno en sentido salida y otro en sentido entrada.

Además, la Ordenanza prevé la puesta en marcha de un sistema telemático para realizar gestiones, pero no indica cuál es ni cómo los usuarios pueden acceder al mismo.

Para FACUA Sevilla existen otros supuestos en la Ordenanza que no dejan claro qué debe hacer el usuario, como es el caso de que un vehículo sufra una avería dentro de la zona restringida.

Especialmente, llama la atención el punto que regula los casos previstos para las autorizaciones especiales, que deben solicitarse con diez días de antelación. Uno de los supuestos que se recoge es el de los vehículos funerarios, así como las personas que recojan o lleven enfermos o personas de movilidad reducida a un inmueble de la zona. FACUA no entiende que se puedan prever con tal antelación estas situaciones.

No se ha creado la Comisión de Seguimiento

FACUA Sevilla critica que desde el Ayuntamiento no se haya dado cumplimiento al compromiso de participación que se acordó en una reunión que diversas organizaciones sociales mantuvieron en septiembre con el alcalde de Sevilla, Alfredo Sánchez Monteseirín, y el delegado de Movilidad, Francisco Fernández. En la misma, FACUA propuso la creación de una Comisión de Seguimiento para el periodo de pruebas del Plan, a lo que se comprometió el alcalde.

Sin embargo, dicha Comisión no se ha creado, lo que supone un nuevo incumplimiento de los compromisos del Ayuntamiento en materia de participación ciudadana en las políticas de movilidad.

Ya somos 190.840