El Congreso tumba la 'Ley Sinde' (de momento)

FACUA continuará sus movilizaciones para evitar una norma que pretende acabar con la esencia misma de Internet, al dictado de la industria cultural y el Gobierno de EEUU.

FACUA-Consumidores en Acción muestra su satisfacción ante el resultado de la votación en el Congreso de los Diputados por la que se ha eliminado la conocida popularmente como Ley Sinde, la disposición final segunda de la Ley de Economía Sostenible (LES).

El PSOE se ha quedado solo en la votación, cuyo resultado ha sido de dieciocho votos a favor y veinte en contra. No obstante, FACUA lamenta que los motivos de algunos partidos hayan radicado en no haber logrado el trueque planteado al partido del Gobierno por el que pretendían modificar otros apartados de la LES a cambio de ofrecer su voto favorable a la Ley Sinde.

En este sentido, la asociación muestra su preocupación de que en el futuro el PSOE logre introducir el cambio normativo que pretende acabar con la esencia misma de Internet, fruto de la presión de las multinacionales que dominan la industria cultural y el Gobierno de EEUU.

El texto de la norma podría provocar de hecho el cierre de páginas web sin las debidas garantías judiciales y la creación de una justicia de dos velocidades, al introducir un nuevo e inquietante modelo al servicio de las multinacionales de la industria cultural, destinado a aprobar el cierre de webs en sólo cuatro días al dictado de una comisión creada por el Gobierno.

FACUA valora muy positivamente la reacción ciudadana, cuya movilización en Internet ha influido sin duda en la decisión adoptada en el Congreso, tanto por la opinión en contra de la Ley Sinde que ha logrado provocar en determinados partidos como por la decisión adoptada por otros para evitar el desgaste que podría suponerles el voto favorable.

FACUA envió en la mañana del lunes a los portavoces de la Comisión de Economía del Congreso las casi 30.000 firmas -ahora más de 37.000- del manifiesto Si es legal, es legal que había recogido hasta entonces a través de la web sieslegaleslegal.org para pedirles que no aprobasen la norma.

La campaña de FACUA reclama al Gobierno y los partidos políticos que no fomenten normas contra los intereses de los ciudadanos para favorecer a un poderoso lobby con un modelo de negocio caduco que no quiere reconvertirse actualizando su modelo de negocio para adaptarlo a la nueva realidad de Internet, como ya hizo en momentos históricos anteriores con el nacimiento de la radio, la televisión o el vídeo doméstico.

FACUA seguirá sus movilizaciones

FACUA continuará movilizándose y pidiendo la colaboración de los usuarios contra una política de criminalización de los ciudadanos al dictado de las entidades de gestión de derechos de autores y editores y las multinacionales que dominan la industria cultural.

La pretensión del Gobierno es lograr lo que las entidades de gestión no han conseguido en los tribunales, ni por la vía penal ni por la civil: el cierre de webs que no vulneran ningún derecho protegido por la Ley de Propiedad Intelectual al limitarse a incluir enlaces para descargar obras a través de otras páginas o las redes de intercambio de archivos P2P.