Italia actúa contra el fraude de las Power Balance con una multa veintitrés veces superior a la impuesta en España

Hace casi un mes, FACUA solicitó la resolución sancionadora a la Junta de Andalucía con el objeto de recurrirla, pero todavía no ha recibido respuesta.

FACUA-Consumidores en Acción informa que la Autoridad Garante de la Competencia y el Mercado (AGCM) de Italia ha actuado contra el fraude de las pulseras Power Balance con una multa veintitrés veces superior a la única hasta la fecha impuesta en España.

La Autoridad Garante de la Competencia y el Mercado (AGCM) de Italia ha sancionado a las firmas distribuidoras y comercializadoras en el país en de este producto milagro vendido a nivel mundial, Power Balance Italy y Sport Town, con 300.000 y 50.000 euros, respectivamente.

El organismo, que abrió una investigación sobre Power Balance en agosto, ha tomado la decisión después de que el Instituto Nacional de Salud del Gobierno italiano descartase cualquier evidencia científica de los efectos beneficiosos para el equilibrio, la fuerza, la flexibilidad y la resistencia física prometidos en la publicidad de las pulseras.

La sanción contrasta con los 15.000 euros con los que, tras la denuncia de FACUA, la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía ha decidido multar a Power Balance España, con sede en la localidad malagueña de Marbella.

La empresa presumía en abril de haber vendido unas 300.000 pulseras, lo que supondría unos ingresos de en torno a 10 millones de euros. El dinero que genera en unas horas la venta de 500 pulseras es suficiente para pagar la sanción.

FACUA considera que la ridiculez de la sanción con la que el Gobierno andaluz ha pretendido resolver el fraude millonario de Power Balance, permitiendo además que las timopulseras sigan en el mercado, es una muestra del desinterés de las autoridades de salud y consumo andaluzas por la protección de los consumidores.

Hace casi un mes, el 30 de noviembre, FACUA solicitó la resolución sancionadora a la Delegación Provincial de Málaga de la Junta de Andalucía con el objeto de recurrirla, pero todavía no ha recibido respuesta.

Y es que la información sobre la sanción facilitada ante las reiteradas peticiones de FACUA desde que presentó la denuncia se limita a una notificación indicando sólo el importe de la sanción y que ésta fue motivada por una "falta grave por publicidad engañosa".

Lejos de tener un efecto negativo para la empresa denunciada, FACUA advierte que este tipo de resoluciones sólo perjudica a los consumidores, al provocar que muchas empresas entiendan que pueden cometer fraudes con impunidad.

Catorce marcas de pulseras denunciadas por FACUA

Es la única multa que ha trascendido por las denuncias presentadas por FACUA este año ante distintos organismos del Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad y las autoridades autonómicas con los fabricantes y distribuidores de catorce pulseras que se atribuyen propiedades beneficiosas para el organismo. Junto a Power Balance, la más vendida, Ion Balance, Equilibrium, EFX Performance (de Rod Artwin), Harmony Zen (distribuida por Publipunto), Bio-Ray, Energy Ion, Mojo Future, Nikken, NoaMagnetic, Sabona España, Tecnobalance, Vitalizer y Vitaljoya.

El fraude continúa

Hoy, este tipo de pulseras continúan vendiéndose en todo tipo de establecimientos. En el caso de Power Balance, su etiquetado asegura que sus hologramas "tienen almacenadas frecuencias que reaccionan positivamente con el campo de energía natural de su cuerpo para mejorar el equilibrio, la fuerza y la flexibilidad".

A finales de abril, FACUA denunció a Power Balance España ante la Secretaría General de Salud Pública y la Dirección General de Consumo y de la Consejería de Salud andaluza.

Mientras que el primer organismo ni se dignó en contestar, el segundo informó a FACUA a comienzos de mayo que daba traslado de la denuncia al Servicio de Consumo de la Delegación Provincial de Salud de Málaga, que tras sus peticiones de información le indicó en noviembre que aplicaba una multa de 15.000 euros, sin ordenar la retirada del mercado de las pulseras, cuyo etiquetado también incluye las afirmaciones fraudulentas.

Sanción proporcional a las dimensiones del fraude

FACUA pretende presentar un recurso contra la resolución ante la consejera de Salud de la Junta de Andalucía, en el que solicitará que se aplique una sanción proporcional a las dimensiones del fraude.

Según la legislación vigente en materia de Consumo, la Junta de Andalucía podía haber decomisado a Power Balance toda la mercancía que tiene a la venta y en sus almacenes y haberla multado con la misma cantidad que ha ganado con el fraude que viene cometiendo más otra sanción de hasta 400.000 euros si hubiera calificado la infracción cómo muy grave.

Así lo prevé la Ley 13/2003, de 17 de diciembre, de Defensa y Protección de los Consumidores y Usuarios de Andalucía.

Por su parte, la Ley 14/1986, de 25 de abril, General de Sanidad establece que si la infracción se califica como muy grave, la empresa podrá ser multada con hasta 601.000 euros o cinco veces el valor de los productos o servicios objeto de la misma.

Entre los criterios que según esta Ley pueden utilizarse para considerar una infracción como muy grave están la cuantía del beneficio obtenido, el grado de intencionalidad y la generalización de la infracción. Se trata de infracciones que se realicen de forma consciente y deliberada, siempre que se produzca un daño grave.

En la página web de Power Balance España (www.powerbalanceshop.es), ahora desmantelada, la empresa aseguraba que con sus artículos se logra el "aumento del equilibrio, la fuerza, flexibilidad, resistencia, enfoque, coordinación y ritmo".

Charlatanería seudocientífica

Con un lenguaje de charlatanería seudocientífica, la empresa argumenta que los productos contienen un holograma con una frecuencia que "brinda al cuerpo nuevamente un estado de armonía y equilibrio como lo tuvo antes de la contaminación por sustancias químicas, comidas rápidas, la falta de ejercicio y el estrés".

"Mi madre con artrosis en una pierna ha dejado de usar muletas, ya que no cojea ni un 5% de lo que lo hacía antes", aseguraba un supuesto testimonio en la página web.

FACUA argumentaba en sus denuncias que la empresa vulnera el Real Decreto 1.907/1996, de 2 de agosto, sobre publicidad y promoción comercial de productos, actividades o servicios con pretendida finalidad sanitaria.

La citada norma prohíbe la publicidad de productos, materiales, sustancias, energías o métodos "que sugieran o indiquen que su uso o consumo potencian el rendimiento físico, psíquico, deportivo o sexual", "sin ajustarse a los requisitos y exigencias previstos en la Ley del Medicamento".

La publicidad de Power Balance también incurre en otra práctica prohibida en dicho Real Decreto, al ofrecer "testimonios de personas famosas o conocidas por el público". En ella aparecen famosos como el tenista Manolo Santana, los surfistas Pablo Gutiérrez y Courtney Conlogue, la corredora de Four Corss Eva Castro, el baloncestista Shaquille O'neal y el piloto de Fórmula 1 Rubens Barrichello.

Ya somos 192.679