FACUA alerta que el principal fraude en rebajas es falsear precios para hacer creer que los descuentos son mayores

Pide a las comunidades autónomas que cambien sus protocolos de inspección para detectar estas graves irregularidades.

Ante el inicio de la temporada de rebajas en varias comunidades autónomas, FACUA-Consumidores en Acción advierte que el principal fraude en esta modalidad de ventas consiste en falsear los precios originales de los productos, hinchándolos, para hacer creer que los descuentos aplicados son mayores que los reales.

FACUA denuncia que esta práctica, que llevan a cabo algunos establecimientos, puede llegar al extremo incluso de anunciar como rebajados productos que no lo están ya que mantienen el precio que tenían con anterioridad a la temporada de rebajas, aunque su etiquetado se manipula indicando que era otro superior. También hay artículos que ni siquiera estaban a la venta antes del inicio de las rebajas.

Además de pedir a los consumidores que si detectan estas prácticas las denuncien a través de las asociaciones de consumidores, FACUA les aconseja que valoren por encima de todo si necesitan los productos que se venden en rebajas y que tengan en cuenta los precios actuales más que el porcentaje de descuento que se aplique.

La asociación advierte que el falseo de precios seguirá produciéndose mientras las autoridades de Consumo y Comercio de las comunidades autónomas no modifiquen sus protocolos de inspección para poder detectarlas y sancionarlas con dureza.

Generalmente, los inspectores de las administraciones autonómicas desarrollan la campaña de control sobre el cumplimiento de la normativa en rebajas durante las primeras semanas de esta temporada de ventas lo que hace imposible detectar si se han falseado los precios.

Por ello la organización pide que la campaña de inspecciones comience en las semanas previas al inicio de las temporadas de rebajas, en diciembre y junio, a través de muestreos de precios que posteriormente permitan verificar si los descuentos anunciados son reales.

Asimismo, FACUA considera necesario revisar en todas las comunidades autónomas la duración de las rebajas ya que cree excesivo que se alarguen hasta dos meses. La asociación advierte que en el segundo mes de las rebajas numerosos establecimientos siguen anunciándolas pese a que ya tienen muy pocos productos rebajados.

La normativa establece que para poder anunciarlas, al menos la mitad de los productos a la venta deben estar rebajados.

En este sentido, la organización señala igualmente que la falta de inspecciones durante los meses de febrero y agosto provoca que las autoridades de Consumo no detecten este incumplimiento de la normativa, por lo que demanda que este año las comunidades autónomas emprendan una segunda campaña de inspección durante el segundo mes de rebajas y sancionen a los comercios que incumplan la regulación.

Ya somos 190.852