Ya debería haber cambiado unos 6 millones

FACUA denuncia al sector eléctrico por incumplir el plan de sustitución de contadores

Más de la mitad supera los quince años de antigüedad y no ha pasado revisiones, por lo que un porcentaje podría medir mal. Pide a Industria que actúe con la misma dureza con la que se multa a los usuarios que no instalan limitadores de potencia.

FACUA-Consumidores en Acción ha denunciado este lunes al sector eléctrico ante el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio por incumplir el plan de sustitución de contadores que obligaba a las compañías a instalar equipos digitales a unos 6 millones de usuarios, el 30%, antes de que finalizase 2010.

La denuncia, presentada ante la Dirección General de Política Energética, va dirigida contra las cinco grandes eléctricas, Endesa, Iberdrola, Gas Natural Fenosa, E.On e Hidrocantábrico, y el conjunto de pequeñas distribuidoras que operan en España. FACUA también planteado el tema a la Comisión Nacional de la Energía (CNE).

El sector lleva años demorando la sustitución los contadores mientras sigue enriqueciéndose con su alquiler. Pero además, FACUA advierte que las eléctricas pueden estar facturando a una parte de los usuarios cantidades no acordes a la energía que consumen.

La mayoría de los contadores supera los 15 años de antigüedad. Pasada esa fecha, la fiabilidad de la medida no queda garantizada sin más, pero en España los contadores no son objeto de revisiones periódicas para verificar su correcto funcionamiento.

FACUA demanda a Industria que actúe conta las eléctricas por el incumplimiento del plan de sustitución de contadores con la misma dureza con la que se multa a los usuarios que no instalan limitadores de potencia cuando las compañías se lo exigen.

Y es que mientras han pasado tres años en los que el Ministerio ha estado pasivo ante el previsible incumplimiento del plan de sustitución de contadores, Industria ha facultado a las eléctricas para penalizar a los usuarios con hasta 31 euros en cada recibo mensual si tras dos avisos no instalan interruptores de control de potencia (ICP).

Una medida establecida por la Orden ITC/1.857/2008, de 26 de junio y que FACUA considera disparatada ya que los ICPs que se está obligando a instalar a los usuarios serán inútiles al colocar los nuevos contadores digitales, ya que éstos llevan incorporados los limitadores de potencia.

Tampoco informan de la fecha de la sustitución

Hasta hoy, las compañías no sólo se han limitado a sustituir una reducida cantidad de contadores, sino que tampoco están cumpliendo su obligación de informar a los usuarios de la fecha en que les instalarán los nuevos equipos digitales.

Todos los usuarios tendrían que saber, desde enero de 2009, cuándo tiene previsto su eléctrica sustituirle el contador. Y es que según la norma, "todas las facturas" emitidas a partir de esa fecha debían "reflejar claramente" el trimestre y el año en que se efectuaría el cambio.

Pide que se elimine la cuota por el alquiler de los antiguos contadores

Asimismo, FACUA reclama al Ministerio que prohíba a las compañías que sigan cobrando el alquiler de los contadores mecánicos. Industria planteó en junio de 2010, para después olvidar su anuncio, que eliminaría esta tarifa a todos aquellos usuarios cuyas compañías no les hubiesen sustituido sus antiguos equipos de medida.

Las eléctricas ingresan millones de euros cada mes al cobrar a cada usuario 0,64 euros (0,54 más IVA) por el alquiler de unos equipos que no sólo no se revisan periódicamente, sino que están sobradamente amortizados. El precio al que adquieren los contadores mecánicos en el mercado mayorista es de poco más de 10 euros, por lo que en menos de veinte meses están cubiertos con la cuota.

El 30% ya debería haberse sustituido

El plan de sustitución de equipos de medida está regulado por la disposición adicional primera de la Orden del Ministerio de Industria 3860/2007, de 28 de diciembre.

La norma indica que todos los contadores para suministros de hasta 15 kW "deberán ser sustituidos por nuevos equipos que permitan la discriminación horaria y la telegestión antes del 31 de diciembre de 2018": un 30% antes de que finalice 2010, otro 20% hasta el fin de 2012, un 20% más hasta el de 2015 y el 30% restante hasta concluya 2018.

Con estos equipos, las compañías podrían realizar lecturas mensuales a distancia, sin necesidad de enviar operarios a los domicilios de los usuarios, eliminando así el desconcierto que provocan en los usuarios las lecturas estimadas que cada dos meses realizan las eléctricas.

Ya somos 191.153